Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto farmacéutico vuelve a crecer a pesar del copago

El ahorro que perseguía la medida empieza a desinflarse un año después

Sanidad cambia la manera de comparar los datos para defender su política

El gasto farmacéutico en recetas, es decir, la parte que paga la Administración y no los ciudadanos, subió en septiembre un 9,75% respecto al mismo mes de 2012. El dato es significativo, puesto que podría marcar el inicio de una tendencia. Hasta ahora, el Ministerio de Sanidad presumía de que una de sus medidas más controvertidas, aplicar el copago de medicamentos a los pensionistas, conseguía reducir cada mes la partida que se destina a abonar las medicinas que receta el médico y se compran en las farmacias (no incluye a los hospitales).

En septiembre pasado eso dejó de ser así: el importe del gasto farmacéutico a través de receta oficial del Sistema Nacional de Salud (SNS) fue de 744.426.033 euros, mientras que un año antes, según la página web de Sanidad, supuso 678.283.493 euros. Si se trata del primer síntoma del agotamiento del sistema, es decir, de que medidas como el polémico copago dejan de tener efecto, se verá en los próximos meses.

De momento, lo que sí ha demostrado el Ministerio de Sanidad es que el dato de septiembre le supone una mala noticia. En la nota de prensa en la que informa de la cifra no compara con septiembre de 2012, sino con el de 2011, lo que le permite decir que sigue reduciendo la factura. Tanto el Gobierno como el PP han usado el descenso de esta partida como justificación de sus medidas. El martes pasado, José Ignacio Echániz, secretario nacional de Sanidad del PP, calificó el copago de “idea feliz”.

El cálculo comparativo se ha hecho durante años con el mismo mes del año anterior. El dato de septiembre supone que, por primera vez desde que se puso en marcha el copago, el importe de la factura farmacéutica sube en lugar de bajar. Ya ocurrió en julio pasado (el gasto se incrementó un 13,7%), pero pudo deberse a la acumulación que se produjo un año antes ante la entrada en vigor de medidas como el medicamentazo. El copago empezó a aplicarse el 1 de julio de 2012; el medicamentazo (la exclusión de más de 400 productos de la financiación pública), el 1 de septiembre.

En el Ministerio de Sanidad afirman que el gasto farmacéutico no puede estar descendiendo siempre y que lo importante es mantener las cifras. “Las medidas han demostrado tener un efecto muy importante. En solo un año se consiguió un ahorro de 2.000 millones de euros”, destaca una portavoz. Acerca de la comparación con 2011 en lugar de 2012, Sanidad explica que considera más relevante el dato más antiguo, puesto que es de antes de ponerse en marcha las medidas.

“Harán falta unos meses más para saber si se han agotado los efectos de las medidas”, señala Juan Oliva, profesor de Economía de la Universidad de Castilla-La Mancha y expresidente de la Asociación de Economía de la Salud. “Lo que debería preocuparnos es de dónde ha salido el descenso del 20% en el gasto farmacéutico en dos años. No sabemos sobre qué pacientes y sobre qué medicamentos se está produciendo. ¿Hablamos de fármacos para síntomas leves o de pacientes crónicos que no reciben su medicación? Lo difícil será conocer en el futuro los efectos en la salud de estas medidas”, añade.

El portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, José Martínez Olmos, está convencido de que el Gobierno va a hacer aún más recortes. “Han valorado demasiado el efecto del copago y han pedido a pensionistas y enfermos crónicos un sacrificio que no ha servido para nada. No se ha conseguido el objetivo y se ha perjudicado la accesibilidad. Habrá más recortes, porque así se lo han dicho a Bruselas y tienen que cumplir esas previsiones”, señala.

Martínez Olmos cree que era “previsible” que en algún momento el gasto volviera a subir. “El efecto de las medidas se agota. Siempre que se retiran fármacos de la cobertura pública se produce un desplazamiento hacia otros que son más caros pero sí los cubre el sistema”, explica, y subraya que le ha llamado la atención cómo el Ministerio está comparando la evolución del gasto. “Llevamos años y años en los que las series se comparan con el mismo mes del año anterior”, asegura.

Más información