Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vientos de 400 kilómetros por hora barren Venus

La atmósfera del planeta vecino cumple una rotación completa en cuatro días y las corrientes huracanadas se están acelerando

Capa alta de nubes en Venus fotografiada por la sonda automática ‘Venus Express’.rn
Capa alta de nubes en Venus fotografiada por la sonda automática ‘Venus Express’.

La superrotación de la atmósfera de Venus hace que los vientos a gran altura den la vuelta completa al planeta en solo cuatro días. Y esos vientos se están acelerando, según los análisis de dos equipos científicos que han utilizado la información captada por la sonda europea Venus Express, en órbita de ese mundo, el más cercano a la Tierra. En latitudes bajas, los vientos en altura han pasado de unos 300 kilómetros por hora, en 2008, a casi 400 kilómetros por hora en 2013. “Es un incremento enorme [de velocidad] en la ya rápida rotación de la atmósfera”, destaca Igor Khatuntsev (Instituto de Estudios Espaciales, Moscú), líder de uno de los equipos. “Esa variación tan grande nunca se había observado en Venus y todavía no entendemos la causa”.

Aunque es similar a la Tierra en tamaño, Venus es un infierno en lugar de un mundo confortable para la vida. Con una atmósfera extremadamente densa, rica en dióxido de carbono, el efecto invernadero es muy potente allí y en la superficie la temperatura ronda los 460 grados centígrados, suficiente para fundir el plomo. Pero, además, la densa capa de nubes amarillentas oculta el suelo.

Khatuntsev y su equipo, por un lado, y Kouyama y sus colegas, por otro, han utilizado las imágenes captadas por la sonda Venus Express, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), para estudiar la dinámica de la atmósfera durante 10 años venusianos (seis años terrestres), utilizando determinados patrones distintivos en las nubes. Ambos grupos han dado a conocer sus resultados en la revista Icarus.

La Venus Express, que partió de la Tierra en noviembre de 2005, llegó a Venus en abril de 2006. Está en órbita polar del planeta acercándose hasta 250 kilómetros del suelo sobre el polo Norte, y alejándose hasta 66.000 kilómetros sobre el polo Sur. Desde esta órbita tan elíptica la sonda automática logra una visión muy buena del hemisferio Sur de Venus en su conjunto y permite tomar imágenes de alta resolución del hemisferio Norte, informa la ESA.

El equipo ruso explica que, para esta investigación del viento venusiano, ha analizado, mediante un método manual de seguimiento de patrones, las imágenes obtenidas durante 127 órbitas y, mediante un método automático con ordenador, las tomas de 600 órbitas.

“Estos dos artículos suponen aumentar el número de preguntas que exigen respuesta acerca de la superrotación atmosférica de Venus, que es uno de los grandes misterios no explicados aún del Sistema Solar”, comenta Hakan Svedhem, científico de la ESA en la misión Venus Express. “Hay que investigar más la estructura espacial de las oscilaciones de los vientos para explicar qué fenómenos impulsan los patrones de circulación atmosférica”.