Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amina en prisión provisional tras ser acusada de profanación

La tunecina, detenida desde el pasado día 19, continuará en prisión preventiva

Amina Tyler, desnuda y fumando en su página de Facebook. Ampliar foto
Amina Tyler, desnuda y fumando en su página de Facebook.

La feminista tunecina Amina Tyler, detenida desde el pasado día 19 en Qairauán, continuará en prisión preventiva tras haber sido imputada por la Fiscalía de 'profanación del espacio sagrado de un cementerio', informó a Efe su abogada Boshra Bel Hach Mamida.

La tunecina compareció hoy ante un tribunal de Qairauán, situada a 160 kilómetros al sur de Túnez capital, por posesión de un aerosol defensivo.

Amina es la joven tunecina que se hizo célebre al mostrar, en marzo, sus senos en su página de Facebook. Tras estar desaparecida durante casi dos meses reapareció, el domingo 19 de mayo, en Kairouan, la cuarta ciudad santa del islam, según los tunecinos. Allí escribió la palabra “Femen” en la tapia de un cementerio, fue increpada por algunas transeúntes y finalmente detenida por la policía. Ahora podría enfrentarse a dos años de prisión si fuera encontrada culpable de profanar un espacio sagrado.

Su imagen ha sido de gran inspiración para las militantes del grupo feminista radical Femen, que por Amina se atrevieron ha mostrar sus cuerpos por primera vez en un país árabe: Túnez. Tres militantes de la agrupación, dos francesas y una alemana, se desnudaron de cintura para arriba ante las puertas del Palacio de Justicia de Túnez al tiempo que gritaban: Free Amina now! (¡Liberad a Amina ahora!). Enarbolaban unas banderolas rojas en las que se podía leer la misma frase y en sus pechos habían pintado las palabras “Breast feed revolution” (Revolución amamantada). Las tres mujeres fueron arrestadas y pueden ser condenadas hasta seis meses de cárcel por atentar contra el pudor, según estipula el código penal tunecino, pero lo más probable es que sean expulsadas del país.

Antes de su encarcelación, Amina reconoció a EL PAÍS que no cesaría en su lucha pese al miedo que llega a sentir. “Estoy asustada. Hace un rato en la calle me ha increpado un hombre que quería ligar conmigo. Como le he dicho que no, me ha cogido de la muñeca para obligarme a irme con él. Me hacía daño. Estas cosas me pasan todo el tiempo. Si una chica pasea sola por la calle por la noche en Túnez le puede ocurrir”, aseguró.

Más información