Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco de Lucía, Barceló, Nadal y Flotats, en defensa del Liceo Francés de Mallorca

Otros artistas como el pintor Miquel Barceló expresan su preocupación por el cierre del centro

Alumnos sentados en la biblioteca de un Liceo Francés
Alumnos sentados en la biblioteca de un Liceo Francés

"El pequeño rincón del Liceo Francés ha sido un lugar lleno de magia para ellos (los niños), porque allí han aprendido a leer, a escribir, a pensar en diferentes lenguas, a relacionarse con diferentes culturas, religiones y razas, a rasguear por primera vez las cuerdas de una guitarra tras las clases..." El músico Paco de Lucía, como padre afectado y como ciudadano, expresó en una carta la preocupación ante las amenazas que se han cernido sobre el futuro del centro educativo galo en Palma de Mallorca, hasta el extremo de dudarse sobre su continuidad.

El pintor Miquel Barceló, el tenista Rafa Nadal, la cantante Maria del Mar Bonet o el actor Josep Maria Flotats, han sumado también su firma a la campaña pública de los padres de 400 alumnos del Liceo Francés, con el impulso de los profesores del tradicional colegio privado mallorquín. La movilización ha reunido en semanas más de 2.000 apoyos para dar peso a las negociaciones y contactos institucionales y lograr la pervivencia del centro escolar tutelado por la Mission Laique Française (MLF), que ha vivido una etapa deficitaria.

La asamblea gestora del Liceo Francés constató esta semana que el centro "es viable y tiene un futuro que se forjará con la participación y la decisión de todos". La movilización exterior “ha disuelto los nubarrones" y los implicados aseguran que “aparece un horizonte razonablemente despejado" hasta el extremo de que han sido prorrogados los contratos de cinco profesores que fueron instados a abandonar el centro el próximo curso.

En el plan de futuro también aparece la construcción de un nuevo centro educativo. La Administración francesa, mantiene una línea de créditos con aval del Estado francés para la construcción de centros si la viabilidad es efectiva. Se diseñará un modelo de viabilidad, "con solvencia" para garantizar la continuidad del único centro que enseña en francés en Mallorca  "sin que sean precisas aportaciones económicas suplementarias por parte de las familias".

El anuncio de cierre se ha frenado por la respuesta de comprensión inicial de los representantes del Estado francés y la apertura, en paralelo, de varias nuevas vías posibles, entre ellas la autogestión del colegio en cooperativa o la vinculación a otro colegio laico y moderno de Palma interesado, el Luis Vives.

El presidente de la República Francesa, François Hollande ha sido aludido en las acciones y se le ha recordado que “se comprometió a defender y promover la enseñanza francesa en el extranjero”. El jefe de Gabinete de Hollande atendió la reivindicación de padres y profesores. Los servicios del ministerio de Asuntos Exteriores, analizarán qué apoyo se puede dar a la viabilidad al centro.