Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMILIO DÍAZ | SECRETARIO REGIONAL ESCUELAS CATÓLICAS DE MADRID

“Quien decide esto no sabe de educación”

El responsable de la principal patronal de centros concertados de Madrid arremete contra la decisión de la comunidad

Emilio Díaz, secretario regional de Escuelas Católicas de Madrid.
Emilio Díaz, secretario regional de Escuelas Católicas de Madrid.

Escuelas Católicas de Madrid es la principal patronal de centros concertados de la región. Todos los directores de sus centros se reunieron ayer de forma urgente para mostrar “estupor y profunda preocupación” por el anuncio de la Consejería de Educación. El secretario general, Emilio Díaz, se verá hoy con la consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar, para tratar este asunto.

Pregunta. ¿Qué les han transmitido los directores?

Respuesta. La mayor parte de nuestros centros están afectados por el recorte. Nos muestran su indignación porque no entienden el motivo de una medida que puede conllevar su cierre. Es una decisión que necesariamente tiene que haber sido adoptada por alguien que no conoce de cerca el ámbito educativo o productivo. Dudo que haya sido la consejera de Empleo \[Ana Isabel Mariño\] o la de Educación. Es una decisión política, pero con minúsculas.

P. ¿No pueden subsistir sin fondos públicos?

R. La Formación Profesional es una enseñanza netamente social. Atendemos a una población en una situación socioeconómica desfavorecida. O tenemos financiación pública o las familias no podrían costearla. Es un drama para los centros, pero sobre todo para la población y el tejido productivo y empresarial de la Comunidad de Madrid.

P. ¿Cuánto estima que tendrían que pagar los alumnos?

R. Si no hay ayudas y estamos hablando del coste neto de un ciclo, entre 250 y 300 euros al mes. Es una cantidad inasumible para el tipo de población que atendemos.

P. La Comunidad argumenta que es un cambio de modelo a la FP dual alemana.

R. Eso son los experimentos con gaseosa, vayamos despacio. Esa fórmula puede tener algunos elementos interesantes, pero es muy difícil que sea sostenible con el tejido empresarial madrileño. Las empresas alemanas forman a los alumnos, no nos podemos dedicar a experimentar. Asumir el papel de formador es una grandísima responsabilidad que los empresarios tienen que aprender a ejercer.

P. ¿Qué ocurrirá con la plantilla de docentes?

R. Habrá profesores que vayan a la calle. Tenemos que ver si los colegios pueden sobrevivir, aunque nuestra hipótesis es que es inviable.