Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La persecución a los gais forma parte de la campaña contra la disidencia”

El activista por los derechos de los gais Nokolai Alekseyev critica que la prohibición de manifestarse ya es un hecho en Rusia

Nikolai Alexeyev, la víspera del orgullo gay en 2011.
Nikolai Alexeyev, la víspera del orgullo gay en 2011. REUTERS

En 2009, Nikolai Alexeyev (Moscú, 1977) creía que un día no muy lejano, "los policías rusos dejarían paso a los gais". Hoy, uno de los principales activistas por los derechos de los homosexuales y el principal organizador de las manifestaciones por el orgullo gay en Moscú, se muestra escéptico en conversación telefónica con este periódico, mientras ve otra vez sus derechos mermados en su país. Alexeyev fue detenido en febrero en una manifestación contra la ley que hoy ha sido validada en la Duma. En 2010 ganó el primer caso por la igualdad de los homosexuales en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Pregunta. La ley para prohibir la propaganda homosexual ya ha sido avalada por la Duma y está más cerca convertirse en una realidad. ¿Cree que va a acabar aprobándose?

Respuesta. Es difícil de decir porque aún tiene que ser firmada por el presidente [Vladímir Putin]. Pero la unanimidad que ha habido en la votación en la Cámara baja hoy apunta a que sí. Me entristece porque, aunque ya se había anunciado, el día en que una ley así acaba siendo aprobado es muy duro. 

P. ¿Qué lectura hace de esta nueva ley?

R. La persecución del colectivo homosexual, la prohibición de las manifestaciones por el orgullo gay y la aprobación de esta ley forman parte de la campaña general del Gobierno contra los movimientos sociales y la disidencia.

P. ¿Qué es la propaganda homosexual que se quiere prohibir?

R. Nadie lo sabe. Se pretende aprobar una ley antes de definirla. Lo que está claro es que no es solo para niños, sino que se prohibirán todas las reivindicaciones por los derechos de los homosexuales con el pretexto de que la pueden ver los menores.

P. Sí, de hecho en agosto se prohibió el orgullo gay por 100 años. ¿Qué aporta la nueva prohibición?

R. En las 10 provincias donde ya está en vigor la prohibición de la propaganda homosexual ante los menores, entre ellas San Petersburgo, en realidad los gays no tienen ningún derecho de manifestarse en la calle. Todas protestas son sofocadas y se condenan. En la práctica ya están prohibidas, pero necesitan otro pretexto para perseguirnos.