Una vida sostenible y barata

Planeta publica en español 'Vivir cinco personas con cinco euros al día', el éxito italiano en 2012

Stefania Rossini, en la presentación del libro en Madrid.
Stefania Rossini, en la presentación del libro en Madrid.

¿Es posible? Esta es la pregunta que acude a la mente nada más leer el título del libro de Stefania Rossini: Vivir cinco personas con cinco euros al día (Editorial Zenith/Planeta). Ella asegura que sí y eso refleja en las 124 páginas. No es muy difícil y se basa en algo que en tiempos de necesidad ya han hecho nuestros abuelos: la autoproducción. En lugar de gastar en productos de limpieza, cosmética e higiene personal, o en regalos y juguetes, todo ello se puede abaratar sobremanera fabricándolo uno mismo. Es económico y es sostenible. No daña el medio ambiente y, asegura Rossini, hace más feliz. “Yo no he renunciado a nada y, en cambio, he ganado en salud y en felicidad”, dice con convencimiento.

Con este libro y con su blog, en el que cuenta sus trucos, Rossini se ha hecho muy popular en Italia. Ahora llega la traducción a España y la autora estuvo esta semana en Madrid para presentarla. Los consejos abarcan también el trueque, cultivar los alimentos en un huerto propio, reutilizar ropa y objetos, en definitiva, crear estrategias para gastar menos.

El detergente para platos con limón es el consejo más seguido en su blog

Pero, ¿de verdad pueden vivir cinco personas con cinco euros diarios? “Sí, si excluimos la hipoteca, los recibos, los gastos del coche y la gasolina, y se incluye solo la alimentación, la ropa, la higiene personal y de la casa, y los gastos generales”, explica Rossini. De sus consejos el que más éxito ha tenido en el blog es “el detergente para platos con limón”. También está en el libro. Se necesitan tres limones enteros, 400 ml de agua, 200 gramos de sal y 100 ml de vinagre blanco. Cómo se hace: Cortar los limones y quitarles las semillas. Mezclar todos los ingredientes con la batidora. Hervir el compuesto 10 minutos.

Poco dinero y mucho ingenio. Así llegó Rossini a desarrollar esta manera de vivir que le ha procurado tanta notoriedad. Tras quedarse en paro, decidió lanzarse a la autoproducción de los productos que usaba en la vida diaria. Ella vive en el campo con su marido y sus tres hijos y, aunque comprende que no todo el mundo puede disponer de un huerto, afirma que sus consejos se pueden poner en práctica también en la ciudad. “Este libro puede llevarse a la práctica, por lo menos, al 90%. Si excluimos el huerto, todo lo demás se puede hacer en la ciudad, incluso aquellas personas que trabajan fuera de casa todo el día. Basta con organizarse”, asegura.

"Si excluimos el huerto, todo lo demás se puede hacer en la ciudad", asegura

Ella ha conseguido implicar a su familia en esta forma de vivir de manera sostenible, sin gastos superfluos y respetando la naturaleza. Incluso a sus tres hijos: “Les explico mis motivaciones, los implico en el lado práctico de lo que hago, les hago formar parte de esta vida pero sin imponerles nada, explicándoles el porqué de todo lo que hacemos”, cuenta. Cree que lo primero que hay desterrar de nuestro cerebro si queremos emprender este cambio en la vida es “el miedo” a no saber hacerlo. A Stefania Rossini le ha salido bien lo de "hacer más y comprar menos" y esta crisis interminable es el mejor momento para pensárselo seriamente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS