Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Financial Times’ da prioridad a la edición electrónica frente al papel

El diario económico adaptará a las distintas plataformas la cobertura de las informaciones

El diario negociará 35 bajas entre sus 600 periodistas y contratará 10 profesionales para la web.
El diario negociará 35 bajas entre sus 600 periodistas y contratará 10 profesionales para la web.

Lionel Barber, director del Financial Times, ha anunciado a la redacción una nueva estrategia para dar prioridad a la edición digital frente a la de papel apenas unos meses después de que la primera superara en número de suscriptores a la segunda. El diario abrirá negociaciones con el Sindicato Nacional de Periodistas (NUJ) para conseguir 35 bajas voluntarias en una redacción de 600 periodistas, que serán compensadas con la contratación de 10 nuevos profesionales que se dedicarán solo a la edición digital.

El director del periódico, que dio cuenta de estos cambios a través de un correo electrónico enviado el lunes a la redacción, admite que se trata de “un gran cambio cultural” y explica que se dio cuenta en septiembre de la necesidad de llevarlo a cabo porque un viaje a Silicon Valley “confirmó la velocidad del cambio” al que está sometido el mundo de la información, que obliga a destinar al diario digital recursos que ahora se destinan a la edición de papel. Aunque subraya: “La marca FT de periodismo preciso y acreditado puede seguir progresando, pero solo si se adapta a las demandas de nuestros lectores de la edición digital y de la edición escrita, que sigue siendo una fuente vital de ingresos publicitarios”.

El FT, que prevé ahorrar 1,6 millones de libras (1,9 millones de euros) con esa modesta reducción de plantilla, no ha tomado la decisión a ciegas. “Nuestra decisión, tiempo atrás, de subir los precios, cobrar por el contenido y crear un negocio basado en los suscriptores se ha demostrado que era valiente y sensata. Mientras muchos de nuestros rivales sufren para encontrar un modelo de negocio rentable y han anunciado, en consecuencia, grandes recortes de empleo, nosotros hemos sido pioneros en la industria. No es el momento de vacilar”, escribe.

El periódico cobra

a los lectores por acceder al contenido del papel ‘online’

El diario puso en marcha en su día un modelo en la edición digital que permite el acceso gratuito de los lectores, pero estos han de pagar para acceder al diario de papel en su integridad o si leen más de un determinado número de artículos al mes o para consultar secciones especiales, como los archivos. Para los particulares cuesta 650 libras al año (775 euros) la edición de papel enviada por correo en Londres; 5,19 libras a la semana (6,18 euros) el acceso sin límite de artículos a la web y cinco años de archivos; 6,79 libras (8,09 euros) si se añade a la anterior el diario electrónico y secciones especiales. Este modelo ha incentivado la entrada de lectores y ha convencido a muchos de ellos de la ventaja de suscribirse.

El cambio cuenta, según el director, con el respaldo moral y económico de la empresa propietaria, el grupo Pearson, y en síntesis supone por un lado replantearse el tipo de informaciones y la manera de cubrirlas, teniendo en cuenta las distintas plataformas informativas que posee. “Estamos cambiando de negocio de noticias a negocio en red”, precisó.

El FT ha dado con un modelo de negocio basado en los suscriptores

Eso hace necesario centrar en la edición digital recursos humanos hasta ahora destinados al papel. Sobre todo, reduciendo la presencia de periodistas en el turno de noche para que puedan elaborar informaciones durante el día. Eso va a exigir una limitación de los cambios que ahora mismo se hacen en las distintas ediciones de papel. Así como convertir en editores de información a los redactores que se dedican a la puesta en página del papel. “Tenemos que repensar cómo publicamos los contenidos, cuándo y de qué forma, lo mismo en las informaciones convencionales que en los blogs, vídeos o redes sociales”.

Barber parece apuntar también a una reducción de las corresponsalías permanentes en favor de un sistema de enviados especiales cuando explica: “En nuestra red de reporteros nacionales e internacionales tenemos que intentar tener gente en los lugares adecuados, listos para consagrar su talento cubriendo las grandes historias del FT y sin correr el riesgo de quedarse aislados en nichos o geográficamente”.