Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irlanda legislará para que puedan abortar las mujeres cuya vida peligra

La nueva regulación introducirá el riesgo de suicidio como una de las causas

El Gobierno de Irlanda clarificará a través de una combinación de legislación primaria y regulaciones ministeriales los casos en que se puede abortar. La reforma tiene como objetivo asegurar que las mujeres que están en peligro de muerte puedan abortar y que los médicos que las atienden sepan exactamente a qué atenerse. La nueva legislación introducirá el peligro de suicidio como una de las causas de peligro de muerte, aunque el Taoiseach (primer ministro) Enda Kenny ha advertido que no permitirá que eso se convierta “en un aborto a la carta”. Parece muy difícil, sin embargo, que la nueva ley permita abortar a las mujeres que se queden embarazadas como consecuencia de abusos sexuales.

La reforma es consecuencia de una sentencia del Tribunal de Estrasburgo, que condenó a Irlanda porque su legislación no es lo bastante clara. El tribunal dio la razón en 2010 a una mujer enferma de cáncer que tuvo que ir al extranjero para abortar.

El aborto se rige en Irlanda por un artículo de la Constitución que pone en plano de igualdad a la madre y al feto: “El Estado reconoce el derecho a la vida del no nacido y, con el debido respeto al mismo derecho a la vida que tiene la madre, garantiza en sus leyes que hay que respetar y, siempre que sea practicable, sus leyes han de defender y vindicar ese derecho”.

La legislación llega después de una advertencia del Tribunal de Estrasburgo y tras las muerte de una joven a la que se impidió abortar

El Gobierno se ha visto muy presionado, además, por la muerte el 28 de octubre de Savita Halappanavar, una mujer de 31 años que estaba embaraza de 17 semanas y falleció en el Hospital Univesitario de Galway (oeste de Irlanda) porque los médicos se negaron durante varios días a practicarle un aborto. Sabían que el feto no podría llegar a nacer dado el precario estado de salud de la madre pero se negaron a interrumpir el embarazo hasta que el feto murió. Entonces fue ya demasiado tarde para salvar a la madre.

La nueva legislación, será publicada a primeros de año y “estará dentro de los parámetros del artículo 40.3.3 de la Constitución tal y como la interpretó el Tribunal Supremo en el caso X”, ha asegurado el Gobierno. Ese caso es la histórica sentencia de 1992 a favor del derecho a abortar de una niña de 14 años que había quedado embarazada por una violación y amenazaba con suicidarse. Pero ese fallo nunca llegó a transformarse en una ley. Kenny confirmó en declaraciones al Financial Times que la nueva ley incluirá el peligro de suicidio de la madre como supuesto para permitir el aborto. Es un tema que divide por completo a su partido, el Fine Gael.

Más información