Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de financiación puede acabar con la actividad del 25% de las ONG

Un informe calcula que sus ingresos caerán hasta un 11% en los próximos cinco años

Nada será como antes en el tercer sector social. Eso asegura un informe elaborado por Esade, Fundación la Caixa y Fundación PwC que asegura que la financiación de las ONG españolas caerá hasta un 15% en los próximos años. El director del Instituto de Innovación Social de Esade, Ignasi Carreras, augura además que “entre el 20 y el 25% de las ONG pasarán de ser activas a inactivas”.

El estudio, presentado esta mañana en Barcelona, señala 2012 como el punto de inflexión y la llegada real de la crisis para el tercer sector, con caídas en la financiación de más del 10% solo este año, dificultades de cobro cada vez más acuciantes y crecientes costes financieros. Según Carreras, “2012 y 2013 van a representar un auténtico tsunami en cuanto a la reducción de los recursos económicos de las ONG. Y eso acontece justo cuando la demanda social sigue creciendo significativamente. Muchas de ellas van a tener que reinventarse en profundidad”, alerta.

A diferencia de lo que ha ocurrido hasta ahora, las opciones de crecimiento provendrán esencialmente del ámbito privado, puesto que la financiación pública, principal ingreso en años pasados, bajará notablemente. El informe indica que entre 2008 y 2011 las ONG pudieron mantener su nivel de ingresos gracias a que la financiación pública compensó la caída de la privada: de hecho, en el 2011 el sector recibió más de 8.000 millones de euros de financiación, de los cuales el 70% procedía del ámbito público y más del 20% de las cajas de ahorro.

Algunas ONG desaparecerán y otras tendrán que fusionarse

El tercer sector, que el estudio reconoce como "clave" en el desarrollo social y económico de España, se aboca a un futuro con menos ONG porque algunas desaparecerán y otras tendrán que fusionarse o aliarse, con lo que crecerá el número entidades de tamaño mediano en detrimento de las más pequeñas. Además, "se tendrán que centrar en hacer menos cosas y ser más excelentes, tendrán que competir con las empresas y estar muy orientadas a los resultados y demostrarlos", ha apuntado Carreras.

Otra de las recomendaciones del estudio es que "tienen que reducir la brecha que hay con los ciudadanos y comunicar bien todo lo que hacen". En este sentido, el informe señala que únicamente un 9 % de los españoles colabora económicamente de manera regular con una ONG, un porcentaje muy por debajo de los países europeos, donde entre el 15 y el 30 % de los ciudadanos son socios de alguna entidad social.

Las dificultades de financiación de estas organizaciones llega en el momento en que más demanda de servicios tienen por culpa de una crisis, que está dejando a millones de personas sin empleo y sin poder cubrir sus necesidades básicas. El estudio apunta que deberían buscar dinero fuera de España, por ejemplo en las grandes fundaciones norteamericanas, un lugar inexplorado hasta ahora por las entidades que trabajan en España.

El informe también detecta que la incertidumbre está afectando a la moral de las personas que trabajan en las ONG. En este sentido, Carreras ha recordado que profesionalizar una entidad "no es tener más gente en plantilla, sino un equipo comprometido y capacitado".