La Gran Barrera de Australia ha perdido la mitad de sus corales

Las tormentas, las estrellas de mar invasivas y el calentamiento del mar deterioran el arrecife

Corales de la isla de Halfway, Australia.
Corales de la isla de Halfway, Australia.R. BERKELMANS (AFP)

La Gran Barrera de Coral de Australia, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981, ha perdido más de la mitad de sus corales en los últimos 27 años, según un estudio difundido hoy. La investigación, realizada por expertos del Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS, siglas en inglés), señala que la destrucción del arrecife es causada en un 48% por las fuertes tormentas y en un 42% por la presencia de coronas de espinas (Acanthaster planci), una especie invasiva de estrella de mar, predadora de coral.

Otro de los factores determinantes de la destrucción es el blanqueo de los corales, que es la decoloración de estos organismos a consecuencia del estrés generado por los cambios ambientales. La investigación señala que si se erradicaran las coronas de espinas, la tasa anual de recuperación de los corales podría aumentar en un 0,89%.

Fuente: PNAS.
Fuente: PNAS.HEBER LONGÁS / EL PAÍS

"No podemos parar las tormentas, pero quizá podamos detener a las coronas de espinas. Si lo conseguimos, le daremos una mayor oportunidad a la Gran Barrera para que se adapte a retos como el aumento de la temperatura de los mares y la acidificación de los océanos", explica el director ejecutivo del AIMS en un comunicado.

El estudio indica que la Gran Barrera de Coral necesita entre 10 y 20 años para recuperarse, pero también advierte de que si se mantiene la tendencia, podrá perder nuevamente la mitad de su biodiversidad para 2022.

La salud del arrecife, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS