Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy irá a Ucrania porque es su "obligación"

El presidente español acudirá a la final, como Monti, pese al boicot europeo a Ucrania por el encarcelamiento de Yulia Timoshenko

Rajoy asistirá el domingo en Kiev (Ucrania) a la final de la Eurocopa entre España e Italia, pese al boicot europeo al régimen de Víktor Yanukóvich, porque es “su obligación”, según dijo ayer. Podría creerse que entre los deberes del presidente figura celebrar el debate del estado de la nación, aplazado sin fecha, pero no presenciar un evento deportivo. Cuando Rajoy acudió al primer partido de España en la Eurocopa, el día 10, también se le criticó, ya que la víspera había pedido a la UE el rescate de la banca. Pero entonces no apeló a su deber. Fue para dar sensación de normalidad y también porque le dio la gana, según sus colaboradores.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y el de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, anunciaron que no irán a Kiev, pese a estar invitados, en protesta por el encarcelamiento de Yulia Timoshenko. Sí estará el primer ministro italiano, Mario Monti, quien, igual que Rajoy, asegura que Merkel le confesó su intención de acudir a la final si Alemania jugaba. Pero nadie ha escuchado a Merkel decir tal cosa en público. Otro factor de incomodidad es la prevista presencia del líder bielorruso, Alexander Lukashenko.

Rajoy viajará con el príncipe de Asturias y se ha estudiado la posibilidad de que ambos vean el partido desde el palco de la UEFA, en vez de la tribuna de autoridades, donde sería inevitable saludar a Yanukóvich. El problema es que allí estará también el presidente polaco, Branislaw Komorowski, coorganizador del campeonato, y no es fácil evitar a uno sin hacerle un feo al otro. Para compensar, España e Italia quieren tener “un gesto” con la oposición ucrania.