Las ONG critican los recortes “injustificados” en ayuda al desarrollo

Las organizaciones denuncian la política de "enfrentar a pobres contra pobres"

"Recortar en cooperación es una opción extremadamente dolorosa, pero la otra opción, a lo mejor, es recortar pensiones o cerrar ambulatorios". Esto es lo que dijo el pasado marzo el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, en el Congreso para justificar la reducción a la mitad del presupuesto en ayuda al desarrollo. El argumento ha tenido hoy una dura contestación. “Se está aplicando una política de enfrentar a pobres contra pobres”, ha denunciado Cecilia Carballo de la Riva, miembro de la junta de la Coordinadora de ONG de Desarrollo. La representante de Intermón Oxfam, Consuelo López-Zuriaga, ha recordado a los miembros de la comisión que es “su responsabilidad que la ciudadanía perciba los aspectos positivos de la política en cooperación”.

Ambas representantes han destacado que la ayuda al desarrollo es parte de la solución a la crisis y no el problema. “La incorporación de España a los organismos internacionales y un discurso solidario elevó el perfil del país en el exterior”, ha recalcado Carballo de la Riva. Para López-Zuriaga los recortes son “inaceptables” y “dan un golpe de castigo” a la cooperación. Conscientes que los próximos presupuestos pueden ser aún más reducidos, las ONG han alertado de las consecuencias que una medida así podría tener. La portavoz de Intermón ha dicho que “bajar la ayuda del 0,23% del PIB, en el que estamos ahora, sería condenar al ridículo y la incapacidad a las políticas de cooperación”.

José Antonio Bastos, presidente de Médicos sin Fronteras ha concretado en qué se traducen los recortes: “La lucha contra el SIDA podría fracasar, el este del Congo sigue en guerra, la frontera de Sudán se llena de personas que no tienen agua, las crisis de desnutrición en países como Níger, Chad o Mali son cíclicas. Se trata de desafíos globales con responsabilidades entrecruzadas y los países donantes como España no pueden darle la espalda”. “No se puede hacer más con menos”, ha añadido.

Las ONG comparecientes en el Senado han coincidido en recalcar que la merma de presupuesto en cooperación al desarrollo es injustificada y que la crisis no puede ser una excusa. Precisamente la situación económica actual hace más necesaria la ayuda. “Hay un incremento de la pobreza y las desigualdades”, ha recordado Carballo de la Riva. Han pedido también una mayor participación de las organizaciones en la elaboración del Plan Director de la Cooperación para los próximos años, que en su opinión debería tener en consideración los compromisos para 2015 con los Objetivos del Milenio y debería perseguir llegar al 0,7 del PIB destinado a cooperación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS