Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España reduce el abandono escolar, pero sigue a la cola de la UE

Es el segundo país con la cifra más alta a pesar de que la ha reducido hasta su nivel más bajo por segundo año consecutivo: un 26,5%

La última estadística europea sobre abandono educativo temprano trae noticias buenas y noticias malas para España. Las buenas son que en España es el segundo país de la UE que más ha conseguido reducir en los últimos tres años el porcentaje de jóvenes de 18 a 24 años que han dejado de estudiar sin conseguir, al menos, un título de bachillerato o de FP: 4,7 puntos de reducción hasta marcar un 26,5% en 2011. Solo Portugal lo ha reducido más: 8 puntos. Así, como ya adelantó este diario el pasado febrero con cifras provisionales tomadas de la EPA por CCOO de Madrid (ellos calcularon un26,3% de abandono en 2011), el abandono escolar temprano, uno de los grandes lastres de la educación y, por ende, de la economía, se coloca por segundo año consecutivo en su nivel más bajo de la historia.

La mala noticia es que la bajada aún no es suficiente como para sacar a España de los puestos de cola en esta estadística: es el segundo país del continente con la tasa más alta, solo por delante de Malta (33,5%). De hecho, a pesar de la mejora, España ha descendido un puesto, pues Portugal, que hasta 2010 tenía peores datos, está mejorando más rápido. En todo caso, al ritmo de los últimos tres años, se alcanzarían de sobra los objetivos que se ha marcado España para alcanzar las metas europeas para 2020: bajar al 23% el abandono en 2015 y al 15% en 2020. La gran duda, sin embargo, es si la nueva tendencia a la baja podrá mantenerse en el contexto actual de recortes educativos: la previsión del Gobierno es que la inversión pública en educación baje del 4,9% del PIB en 2010 al 3,9% en 2015, es decir, el equivalente a más de 10.000 millones de euros de recorte.