Los socialistas planean dejar vacía su silla en el Consejo de RTVE

Rubalcaba acusa a Rajoy de haber roto las reglas del juego. PP y CiU anunciarán hoy los nombres de sus respectivos candidatos, donde estará el futuro presidente

Cinco plazas para el Consejo de Administración de RTVE en juego y, de momento, solo dos partidos dispuestos a presentar candidatos. PP y CiU darán a conocer hoy en el Congreso y el Senado los nombres de los futuros consejeros de la televisión pública, uno de los cuales asumirá la presidencia de la corporación. Pero los socialistas se plantean renunciar a la plaza que les corresponde. Alegan que el Gobierno ha roto las reglas del juego al cambiar la ley para que ya no sea necesario el consenso PP-PSOE en el nombramiento del presidente de RTVE.

Teóricamente, de los cinco consejeros que serán renovados este mes, tres corresponden al PP, uno al PSOE y otro a CiU. La formación nacionalista se ha ganado el puesto gracias al apoyo que dio a los populares en la convalidación del real decreto ley que modificaba de lleno la norma para designar a los miembros del Consejo de RTVE. A partir de ahora, si los candidatos no obtienen el respaldo de dos tercios del Congreso y del Senado, 24 horas después se celebrará una nueva votación en ambas Cámaras en la que solo será necesaria mayoría absoluta. En esta segunda vuelta, el PP no necesitará el apoyo de ningún grupo.

Con este sistema, RTVE vuelve a “la gubernamentalización”, según denunció en la última Comisión de control de RTVE el portavoz socialista, Juan Luis Gordo, que consideró la reforma del regimen administrativo de la televisión pública como un ataque a la salud democrática. “Volvemos a una situación preconstitucional. Es un paso atrás de 32 años”, agregó.

Los socialistas temen que las funciones y competencias de los consejeros serán delegadas en el presidente, de manera que el nuevo Consejo “no va a pintar nada ni administrar nada”. Más o menos como ahora. La situación se ha ido deteriorado progresivamente tras la dimisión del anterior presidente de la corporación, Alberto Oliart, en julio del año pasado. Gordo afirmó la semana pasada que RTVE ha sido tomada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Hacienda. Esta institución, bloquea de facto las reuniones del Consejo. En los últimos meses se celebraban sesiones cada semana y ahora, la instrucción de la SEPI para sus empresas es que los consejos de administración se reúnan 11 veces al año. O sea, una vez al mes.

De los nueve miembros que configuran el Consejo de Administración (los dos representantes de los sindicatos han sido fulminados en el real decreto ley), ahora toca renovar cinco. Los otros cuatro tienen mandato hasta enero de 2013. De esos cuatro, al PP le corresponderían dos plazas y al PSOE otras dos.

El domingo, horas antes de que concluyera el plazo para presentar los nombres de los candidatos en el Congreso (elige tres) y el Senado (nombra a dos) tanto PP como CiU aseguraban que no estaban decididos los nombres los candidatos. Las dudas también se extendían entre los socialistas. “Hasta la permanente de la Ejecutiva de mañana no se decide”, aseguraban.

Una vez presentados los nombres en el Congreso y el Senado, los candidatos deberán someterse a un examen en la comisión de nombramiento y posteriormente serán votados en el pleno de cada una de las cámaras para certificar su idoneidad. Los aspirantes serán personas “con suficiente cualificación y experiencia profesional, procurando la paridad entre hombres y mujeres en su composición”, según establece la ley. Entre los consejeros electos, el Congreso designará al presidente de RTVE. Únicamente este tendrá sueldo fijo y dedicación plena. Los demás cobrarán dietas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS