Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Príncipe de Asturias premian los avances en inmunología

El biólogo Winter y el patólogo Lerner son galardonados por su utilización de los anticuerpos como herramientas terapéuticas

Gregory Winter y Richard A. Lerner.
Gregory Winter y Richard A. Lerner.

La candidatura conjunta del biólogo británico Gregory Winter y del patólogo estadounidense Richard A. Lerner ha ganado hoy el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por sus "contribuciones decisivas al campo de la inmunología y, más concretamente, por la obtención de anticuerpos de gran valor terapéutico", según ha anunciado este mediodía en Oviedo el jurado encargado de la concesión del galardón.

Los anticuerpos son parte esencial del sistema inmunitario con una enorme capacidad de reconocer lo propio del organismo y defenderlo especialmente frente a agentes externos. Winter ha descubierto "la forma de modificar células animales productoras de anticuerpos, de manera que estos puedan funcionar sin rechazo en el organismo humano", dice el acta del jurado, presidido por el físico Pedro Miguel Echenique. "La creación de Lerner de bibliotecas combinatorias de anticuerpos permite la construcción de repertorios inmunológicos muy superiores a los que produce el sistema inmunitario humano". Como consecuencia de estas investigaciones, es posible "tratar enfermedades degenerativas y tumorales con anticuerpos diseñados específicamente, abriendo nuevas vías para la medicina personalizada, para la medicina preventiva y otras aplicaciones como la catálisis química", destaca.

Sir Gregory Winter (Reino Unido, 1951) ha sido, desde su labor en el seno del Laboratorio de Biología Molecular (LMB) del Medical Research Council, del que ha sido subdirector, uno de los bioquímicos más destacados en el desarrollo de "técnicas innovadoras de creación de anticuerpos terapéuticos monoclonales y uno de los pioneros en el desarrollo de técnicas para la humanización de estos anticuerpos", un paso fundamental para que el sistema inmune humano no los identifique como agentes extraños, indica la Fundación Príncipe de Asturias. Está en posesión de numerosas patentes y, además de haber sido asesor de varias firmas científicas de ingeniería genética, fue el fundador en 1989 de Cambridge Antibody Technology, una de las empresas biotecnológicas impulsadas por el LMB para la comercialización de estos anticuerpos, entre ellos el adalimumab, destinado al tratamiento de la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn.

Richard Alan Lerner (Chicago, 1938) "ha sido el artífice del avance más importante desde el descubrimiento de los anticuerpos monoclonales hace un cuarto de siglo: la concepción, diseño y creación de bibliotecas combinatorias de anticuerpos", actualmente las más utilizadas de todas las bibliotecas del campo de la bioquímica, "lo que ha permitido ampliar el rango de acción del sistema inmune", apunta la Fundación Príncipe de Asturias. Lerner sentó las bases en un artículo publicado en la revista Science en 1989.

El jurado ha elegido a estos dos científicos entre 45 candidaturas procedentes de 19 países y se han impuesto a los otros dos finalistas, el científico japonés Shinya Yamanaka y el físico italo-estadounidense Federico Capasso.

En los últimos años han sido distinguidos con este premio los neurólogos Joseph Altman, Arturo Alvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti, el pasado año; los neurobiólogos David Julius, Linda Watkins y Baruch Minke; los pioneros en el desarrollo de Internet Lawrence Roberts, Robert Kahn, Vinton Cerf y Tim Berners-Lee; la etóloga Jane Goodall; y el neurólogo Antonio Damasio, entre otros.

El premio está dotado con 50.000 euros, la escultura diseñada expresamente por Joan Miró para estos galardones, así como con un diploma y una insignia acreditativos.