Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

El acelerador LHC aumentará su energía este año

La mejora de las prestaciones multiplicará por tres la cantidad de datos registrados por los científicos

Ilustración del interior de uno de los grandes imanes del acelerador LHC en el túnel en que está instalado.
Ilustración del interior de uno de los grandes imanes del acelerador LHC en el túnel en que está instalado.

El acelerador de partículas LHC, que reanudará su funcionamiento el próximo mes, tras la parada invernal, aumentará este año la energía de los haces de protones hasta cuatro teraelectronvoltios (TeV), mientras que hasta ahora lo ha hecho a 3,5 TeV. El objetivo es incrementar al máximo posible, en la fase actual, la cantidad de datos que los físicos toman en los detectores que registran las colisiones de partículas. Así, la cosecha de este año multiplicará por tres la del año pasado. Para finales de 2012 está previsto iniciar una larga parada del LHC (20 meses) durante la cual se realizarán los ajustes y modificaciones necesarios para alcanzar la energía planeada en el diseño del acelerador de 7 TeV por haz, es decir 14 TeV en las colisiones.

Mientras los responsables de del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN, junto a Ginebra) analizaban los informes técnicos para tomar la decisión de aumentar la energía del acelerador, los físicos han enviado a publicar oficialmente los datos adelantados el pasado diciembre respecto a la búsqueda de la partícula de Higgs, el gran objetivo declarado del LHC. Los equipos científicos de los dos grandes detectores del acelerador, Atlas y CMS, han presentado sus conclusiones a la revista Physics Letters B.

Registro de una posible firma de la partícula de Higgs registrada en el detector Atlas del acelerador LHC.
Registro de una posible firma de la partícula de Higgs registrada en el detector Atlas del acelerador LHC.

Según los últimos análisis, informó el CERN la semana pasada, el bosón de Higgs (que ayudaría a explicar el origen de la masa), si existe, tendrá seguramente una masa comprendida en el rango de 116 a 131 GeV (Gigaelectronvoltio), con interesantes indicios en torno a 124-126 GeV. Pero estos datos no son suficientemente fuertes para decir que se trata de un descubrimiento”, puntualiza el CERN. Estos datos “nos dejan en una posición muy emocionante de cara a 2012”, ha señalado el director científico del CERN, Sergio Bertolucci. “Con los datos que tomemos este año podremos finalmente confirmar o descartar la existencia del Higgs en el Modelo Estándar”.

La decisión de aumentar la energía del LHC en este tramo de operación se ha tomado tras analizar su funcionamiento desde que comenzó la fase de operación científica, en 2010. Entonces se optó por “la energía del haz más baja que fuera segura y consistente con la física que queríamos hacer”, ha explicado el director de aceleradores del CERN, Steve Myers. La experiencia de estos dos años y las medidas tomadas durante 2011 dan la confianza suficiente a los responsables del acelerador para decidir aumentar la energía este año.

Los científicos han presentado sus análisis sobre la partícula de Higgs en la revista Physics Letters B

Las medidas de cautela se multiplicaron tras el grave accidente acaecido en el LHC a las pocas semanas de inyectar los primeros haces de protones, en septiembre de 2008. Una mala conexión eléctrica entre dos de los grandes imanes que forman el anillo de 27 kilómetros del acelerador provocó considerables desperfectos en un tramo del mismo y pérdida de helio refrigerante. La reparación costó 23 millones de euros y retrasó la puesta en marcha de la gran máquina científica. Se decidió entonces instalar diferentes dispositivos de seguridad añadidos para evitar un accidente similar, pero quedan pendientes algunos de estos sistemas para su colocación durante la parada técnica de 20 meses, que comenzará en noviembre. El plan es poner a punto el LHC para reanudar el funcionamiento en 2014 e iniciar la operación científica de nuevo en 2015, con las prestaciones previstas de 7 TeV por haz.