Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segunda víctima por el virus de la gripe aviar en un mes en China

Segundo fallecido en un mes después de más de un año sin víctimas mortales

Los científicos estrechan la vigilancia sobre el H5N1

La gripe aviar se ha cobrado su segunda víctima en un mes en China. Un hombre de 39 años ha fallecido hoy en un hospital de Guiyan (capital de la provincia sureña de Guizhou) a causa del virus H5N1, después de tres días en cuidados intensivos, según ha informado el Ministerio de Sanidad. El paciente comenzó a padecer fiebre el pasado 6 de enero, tras lo cual fue hospitalizado, pero su condición se deterioró rápidamente. Las pruebas que le fueron realizadas antes de su muerte confirmaron que había resultado infectado por el virus.

El hombre tuvo contacto cercano con 71 personas, pero ninguna de ellas ha mostrado síntomas de la enfermedad, según el ministerio. El virus es encontrado normalmente en aves, pero puede saltar al ser humano. El brote actual de H5N1 es muy patógeno, mata a la mayoría de las especies de pájaros que resultan infectados y en torno al 60% de las personas.

La víctima mortal de Guiyan es la segunda que se registra en China por la gripe aviar en menos de un mes, después de que un conductor de autobús de la provincia sureña de Guangdong falleciera el 31 de diciembre. Este fue el primer muerto en el país asiático por la enfermedad en año y medio. Un total de 28 personas han fallecido en China por el virus desde 2003, frente a 336 en todo el mundo.

La mayoría de los casos en humanos son consecuencia de un contacto directo con aves infectadas, ya que el virus no se transmite fácilmente entre personas. La Organización Mundial de la Salud asegura que nunca ha identificado una “difusión continua de humano a humano” del virus desde que resurgió en 2003. Pero, según las autoridades sanitarias chinas, la víctima de Guiyan no había estado expuesta de forma clara a ningún ave antes de que desarrollara los síntomas. Tampoco lo había estado el conductor de Guangdong en el mes anterior a caer enfermo, ni había salido de la ciudad de Shenzhen, donde vivía. Los investigadores temen que el virus actual mute a una forma que sea fácilmente transmisible entre las personas y cause millones de víctimas mortales.

Vietnam informó el jueves pasado de su primera muerte por gripe aviar en casi dos años. En Camboya, ha fallecido recientemente un niño pequeño, e Indonesia dijo el viernes que había muerto una cría de cinco años, que poco antes había perdido un pariente a causa del virus.

China es considerada una de las naciones con más riesgo ante la posibilidad de una epidemia de gripe aviar porque tiene la mayor población mundial de aves de corral y muchas gallinas en la zonas rurales viven en estrecho contacto con la población.

Las autoridades de Hong Kong y China continental han estado colaborando estrechamente desde que tres gallinas en la ex colonia británica dieron positivo al virus H5N1 a mediados de diciembre, lo que obligó al Gobierno de la región a ordenar el sacrificio de varios miles de ejemplares para contener la propagación de la enfermedad. El virus mata con facilidad a las aves migratorias que resultan infectadas, pero aquellas que sobreviven pueden dispersarlo con facilidad y crear focos de infección.

Más información