Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia de Tejas obliga a la madre a escuchar al feto antes de abortar

Un tribunal avala una ley de 2010 ratificada por el gobernador y ahora candidato a las primarias republicanas Rick Perry. Veinte Estados de EE UU exigen ecografías previas a la intervención

El exgobernador de Tejas Rick Perry, en un acto electoral de las primarias republicanas.
El exgobernador de Tejas Rick Perry, en un acto electoral de las primarias republicanas. AP

Un Tribunal de Apelaciones estadounidense ha ratificado la ley del Estado de Tejas que exige a las mujeres que quieren abortar someterse a una ecografía y escucha el sonido del feto y su descripción detallada por parte del médico. La ley fue aprobada el año pasado y ratificada por el gobernador y ahora candidato a las primarias republicanas Rick Perry.

Los defensores de la ley alegan que garantizará que todas las mujeres que quieran abortar lo harán con toda la información, algo que podría disuadirles de seguir adelante. El procedimiento les mostrará si el feto ya ha desarrollado los cuatro miembros, si tiene algún tipo de malformación y obligará a que escuchen el latido de su corazón. Solo aquellas mujeres que puedan certificar que han sido víctimas de una violación o incesto, o en el caso de que el feto sufra malformaciones, estarán exentas de oír la descripción por parte de un facultativo.

Solo víctimas de violación o incesto, o en caso de malformación fetal, estarán exentas de oír la descripción

El Centro por los Derechos Reproductivos, una coalición que representa a médicos de todo el país, denunció inmediatamente la ley por inconstitucional, al considerar que viola la libertad de expresión de las mujeres. Consiguieron que un juez de Austin les diera la razón. La medida, redactó entonces el juez Sam Sparks, “impone un programa ideológico con el que las pacientes no tienen por qué estar de acuerdo, independientemente de sus necesidades médicas”. Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones no ve inconstitucionalidad en la norma y defiende que está dentro de las competencias de los estados para regular el aborto.

Tejas es uno de los veinte Estados norteamericanos que exigen ecografías previas a la interrupción del embarazo, pero es el único que impone escuchar una descripción del feto. Nancy Nortup, presidenta del Centro por los Derechos Reproductivos, manifestó en un comunicado que la decisión judicial “abre el camino a la aplicación de una ley intrusiva e insultante cuyo único propósito es acosar a las mujeres y disuadirlas de ejercer sus derechos, protegidos por la Constitución”.

El aborto y la regulación del uso de anticonceptivos son ya temas centrales de la campaña electoral que acaba de arrancar en Estados Unidos. El gobernador de Tejas y defensor de esta ley, Rick Perry, es también candidato a representar al Partido Republicano el próximo noviembre. Ayer habló de la decisión judicial como “una victoria”. “Esta ley garantiza que cualquier tejana que quiera un aborto tiene todos los detalles sobre el bebé y entiende el devastador impacto de acabar con su vida”.