El presunto autor de la muerte de Marta culpa del crimen al menor implicado

Suspendida la búsqueda del cadáver en el Guadalquivir después de que Miguel Carcaño asegurara que el cuerpo fue arrojado a un contenedor de basura

Miguel Carcaño (centro) se cruza con Javier G. (derecha)
Miguel Carcaño (centro) se cruza con Javier G. (derecha)GARCÍA CORDERO

El presunto autor de la muerte de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, cambió radicalmente su declaración ante el juez que investiga la desaparición y muerte de la joven sevillana y acusó al menor de 15 años Javier G.M. de haber acabado con la vida de la chica, han confirmado este martes fuentes del caso, informa Javier Martín-Arroyo. Miguel también asegura ahora que arrojó el cuerpo de la adolescente de 17 años a un contenedor cercano a su casa, y no al Guadalquivir. La búsqueda del cadáver se ha trasladado al vertedero de la capital andaluza.

El juez ha tomado declaración este martes tanto al presunto autor de la muerte de Marta como a sus dos supuestos cómplices, y ha llevado a cabo dos careos, uno entre Miguel y Javier G.M., y otro entre Miguel y Samuel B.P. Tanto Javier G.M. como Samuel B.P. se han ratificado en sus versiones de lo ocurrido el pasado 24 de enero, cuando desapareció Marta, de que no estuvieron en el piso de la calle León XIII de Sevilla en el que supuestamente ocurrió el crimen. El juez ha llevado a los tres muchachos a la vivienda para hacer una nueva reconstrucción de los hechos.

Miguel Carcaño, al ser detenido el 13 de febrero, confesó haber matado a Marta tras golpearla con un cenicero en la cabeza y haber arrojado luego el cuerpo al Guadalquivir con ayuda de sus amigos Samuel B.P. y Javier G.M., y desde entonces más de 200 personas lo han buscado en el río durante un mes.

El juez ha suspendido ahora la búsqueda después de que Miguel haya declarado que el cuerpo fue arrojado a un contenedor de basura cercano a su casa, y no al río, como había mantenido hasta ahora. El cambio de declaración ha obligado a los equipos de rescate a comenzar a rastrear en el vertedero de Alcalá de Guadaíra, donde se depositan los residuos orgánicos de la capital andaluza. Sin embargo, este viraje no convence demasiado a los investigadores, que ya habían buscado en descampados y pozos con anterioridad.

Los responsables de la limpieza municipal creen que es "casi imposible" que el cuerpo de Marta esté en el gran foso del vertedero alcalaíno, porque se vacía con regularidad. La planta recibe al día unas 1.300 toneladas de residuos, por lo que en los 52 días que han pasado desde la muerte de la joven se habrían depositado un total de 67.600 toneladas de basura.

El padre de Marta, Antonio del Castillo, se ha mostrado indignado por el cambio de declaración de Miguel Carcaño, ya que, a su juicio, los presuntos implicados en la muerte de su hija "se están cachondeando de la Justicia y de la familia". El Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, ha insistido en que se extremen las investigaciones para dar con el cadáver y que la ley sea "implacable" con los implicados.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50