Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boi Ruiz plantea un seguro privado en función de la renta y luego se retracta

El consejero catalán de Salud rectifica tras defender la obligatoriedad de las mutuas

Un paso para adelante y otro para atrás del consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz. El consejero de Salud ha lanzado este martes por la mañana la idea de una reforma del sistema sanitario español en la que los ciudadanos, a partir de un determinado nivel de renta, deberían contratar obligatoriamente una póliza sanitaria. "Seríamos partidarios de una póliza básica de obligado seguro para aquellos que tienen un determinado nivel de renta", ha dicho Ruiz en la celebración de un debate sobre el futuro de la sanidad organizado por la patronal catalana Aces en Esade. El consejero ha añadido que le gustaría que en España se abriera un debate para pensar en construir un "modelo asegurador diferente", aunque ha precisado que no es optimista y desconoce qué medidas podría aplicar el futuro gobierno de Mariano Rajoy al respecto.

Horas después, el departamento de Salud ha negado que la Generalitat esté considerando la posibilidad de introducir una póliza obligatoria para acceder a los servicios sanitarios, según un comunicado del Gobierno catalán. Agrega el comunicado que, "en ningún caso, Ruiz ha dicho que el Gobierno (catalán) esté considerando un modelo de financiación como este para los servicios sanitarios públicos de Cataluña".

Sobre el futuro el consejero ha vaticinado que el Gobierno del PP durante el primer año deberá hacer frente a la gestión de la deuda a corto plazo y difícilmente podrá definir un cambio de modelo a medio plazo. Ruiz ha asegurado que Cataluña lleva un año de ventaja por haber aplicado los primeros recortes en 2011, y ha añadido la idea de que el sector público y privado deben "cooperar más que competir". Por ello, ha pedido a las patronales sanitarias que presenten un plan estratégico en el que identifiquen sus fortalezas y debilidades como sector para ver en qué punto podría ayudarles la administración.

De hecho, ha ensalzado la contribución de las aseguradoras en los resultados positivos de salud que se logran en Cataluña, por lo que ha pedido "poner en valor" este aspecto."Vivir peor no quiere decir vivir mal", ha opinado Ruiz, para añadir que seguramente la sociedad vivía por encima de sus posibilidades y existe la certeza de que el retorno de la deuda durante los próximos cinco años hace inviable pensar en volver al modelo anterior.

A primera hora de la tarde, el consejero ha hecho pública una nota de matización en la que asegura que en el contexto de las jornadas de la Asociación Catalana de Establecimientos Sanitarios, que agrupa a las empresas sanitarias privadas, ha comentado uno de los modelos posibles, el de Holanda, donde existe una póliza obligatoria en función del nivel de renta. "En ningún caso", señala la nota, " Ruiz ha dicho que el Gobierno de la Generalitat considere un modelo de financiación como este en Cataluña".

El consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha lanzado este martes la idea de una reforma del sistema sanitario español en la que los ciudadanos, a partir de un determinado nivel de renta, deberían contratar obligatoriamente una póliza sanitaria. "Seríamos partidarios de una póliza básica de obligado seguro para aquellos que tienen un determinado nivel de renta", ha dicho Ruiz en la celebración de un debate sobre el futuro de la sanidad organizado por la patronal catalana Aces en Esade.

El consejero ha añadido que le gustaría que en España se abriera un debate para pensar en construir un "modelo asegurador diferente", aunque ha precisado que no es optimista y desconoce qué medidas podría aplicar el futuro gobierno de Mariano Rajoy al respecto. De hecho, el consejero ha vaticinado que el Gobierno del PP durante el primer año deberá hacer frente a la gestión de la deuda a corto plazo y difícilmente podrá definir un cambio de modelo a medio plazo.

Ruiz ha asegurado que Cataluña lleva un año de ventaja por haber aplicado los primeros recortes en 2011, y ha añadido la idea de que el sector público y privado deben "cooperar más que competir". Por ello, ha pedido a las patronales sanitarias que presenten un plan estratégico en el que identifiquen sus fortalezas y debilidades como sector para ver en qué punto podría ayudarles la administración.

De hecho, ha ensalzado la contribución de las aseguradoras en los resultados positivos de salud que se logran en Cataluña, por lo que ha pedido "poner en valor" este aspecto."Vivir peor no quiere decir vivir mal", ha opinado Ruiz, para añadir que seguramente la sociedad vivía por encima de sus posibilidades y existe la certeza de que el retorno de la deuda durante los próximos cinco años hace inviable pensar en volver al modelo anterior.

A primera hora de la tarde, el consejero ha hecho pública una nota de matización en la que asegura que en el contexto de las jornadas de la Asociación Catalana de Establecimientos Sanitarios, que agrupa a las empresas sanitarias privadas, ha comentado uno de los modelos posibles, el de Holanda, donde existe una póliza obligatoria en función del nivel de renta. "En ningún caso", señala la nota, " Ruiz ha dicho que el Gobierno de la Generalitat considere un modelo de financiación como este en Cataluña".