Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre de El Cuco declara que su hijo estaba en casa cuando murió Marta del Castillo

Rosalía Gómez dice que avisó sin intención a su hijo de que los teléfonos estaban pinchados.- La mujer alegó una lesión para eludir la declaración tras haber dado una entrevista en televisión.- La fiscalía pide que declare el taxista que vio al hermano de Carcaño y las defensas se oponen

El tribunal que enjuicia el caso de la joven sevillana Marta del Castillo, muerta en 2009 y cuyo cadáver aún no ha sido hallado, ha escuchado esta mañana a Rosalía García, madre de Javier García Marín, alias El Cuco, condenado por encubrimiento y absuelto de asesinato por un juez de menores, ya que era menor de edad cuando ocurrieron los hechos.

Rosalía García, que ha sido increpada, como otros implicados y testigos, a la entrada de los juzgados, adonde ha llegado en coche, ha dicho que se enteró de la desaparición de Marta al día siguiente del crimen: "No recuerdo si mi hijo mencionó a Miguel Carcaño [autor confeso del crimen]". Ha relatado que la noche del asesinato vio a su hijo en su cuarto antes de irse a dormir, pero no recuerda a qué hora fue. Más tarde ha precisado que llegó sobre la 1.30 de la madrugada.

También ha reconocido que dejó las llaves del coche que supuestamente usó El Cuco el día del crimen en la entrada de su piso. Pero insiste en que todo lo que sabe su hijo del caso es por terceras personas o por indicación de la policía. "Siempre me ha dicho que le decían las cosas", ha afirmado sobre las manifestaciones de El Cuco.

Rosalía niega que haya hablado con Carcaño para aclarar el asesinato y solo admite que charló con el también acusado Samuel Benítez, "pero para otras cosas". Ella sí habló con su marido para que limpiaran el coche, aunque no vincula esta acción con el suceso. También admite que advirtió a su hijo de que los teléfonos estaban pinchados, pero asegura que lo hizo sin intención y porque se lo contó alguien que no recuerda.

El presidente del tribunal, Javier González, había advertido de que, en caso de no comparecer, Rosalía García podría incurrir en un delito contra la Administración de Justicia. La solicitud de comparecencia se ha producido después de que los forenses hayan dictaminado que el estado de salud de la mujer es apto para declarar, tras haber sufrido lesiones como consecuencia de una caída. También ha sido posterior a que la mujer, a cambio de dinero, se prestara a una entrevista en el programa La Noria de Tele 5, del que se han retirado numerosos anunciantes como señal de protesta.

Otro testigo, José C., ha asegurado que vio a Marta el día del crimen por la noche en el portal de su casa. Ha dicho que vio a un chaval joven que entraba con una moto. Su relato coincide con el de otra testigo que declaró ayer.

Por su parte, la Fiscalía de Sevilla ha solicitado que declare como testigo el taxista que ha asegurado que trasladó a Javier Delgado, hermano del autor confeso del crimen de Marta del Castillo, desde Luis Montoto hasta León XIII la madrugada del crimen, así como de la mujer del taxista. Las defensas de los acusados, se oponen.