Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en la televisión pública

Dimite Héctor Maravall, el miembro de CC OO en RTVE y el Consejo del Ente se retracta

El secretario general del sindicato le pidió que abandonara el cargo tras su abstención en la votación de la propuesta del PP para la injerencia del Consejo de RTVE en los telediarios.- Los consejeros revocan por unanimidad el acuerdo en una sesión extraordinaria

La crisis se acentúa en RTVE. El representante de CC OO en el Consejo de Administración de la corporación, Héctor Maravall, presentó su dimisión a primera hora de ayer mañana al secretario general de ese sindicato, Ignacio Fernández Toxo, quien le había pedido que abandonara el cargo tras el escándalo por el acuerdo del Consejo -anulado ayer- para el control previo de los telediarios. La decisión de abstenerse en esa votación ha pasado factura al consejero. "CC OO cree que la decisión de Héctor Maravall, que reúne una amplia y dilatada trayectoria de lucha por la libertad y los derechos de los trabajadores, y por un servicio público de radiodifusión, es un gesto de coherencia y honradez que ha de servir de ejemplo", dice el sindicato en un comunicado.

Con su renuncia, Maravall sale "al paso de las muchas, y no siempre justas, descalificaciones y críticas recibidas", añade la nota. Desde la sección sindical de CC OO en RTVE y desde el sector de Medios de la federación consideraron el jueves que la postura de Maravall en la votación de la propuesta del PP para que los consejeros pudieran acceder a los contenidos de los informativos antes de su emisión a través del sistema de edición iNews fue un "error".

Maravall anunció su dimisión en la sesión extraordinaria que el Consejo de Administración de RTVE celebró ayer por la mañana para revocar por unanimidad el acuerdo alcanzado el pasado miércoles. Precisamente, a ese encuentro fueron convocados el jueves el director de TVE, Santiago González, el director de los Servicios Informativos de TVE, Fran Llorente, el director de RNE, Benigno Moreno, y la presidenta del Consejo de Informativos de TVE, Yolanda Sobero (de viaje a Grecia, en cuya ausencia acudiría otro representante). El jueves por la noche, fueron desconvocados de la reunión, en la que estaba previsto que expresaran su enérgico rechazo a la insólita decisión del Consejo de RTVE. El encuentro iba a ser tenso, ante la indignación de los profesionales de informativos, que exigieron el jueves pasado la dimisión de los consejeros que no votaron contra la iniciativa del PP para controlar el contenido de las noticias.

Tras la reunión, el Consejo lamentó el "malestar" ocasionado entre los trabajadores, y aseguró en un comunicado: "Nunca fue voluntad de los consejeros que votaron a favor de la medida, ni de los con su abstención posibilitaron indirectamente su aprobación, interferir en la labor de los trabajadores de Informativos ni, mucho menos, condicionar su independencia profesional, por la que este Consejo siempre ha apostado. Ni fue su intención perjudicar la neutralidad de los informativos de TVE, de la que el propio Consejo es el primer garante no sólo por mandato legal sino también por propio convencimiento".

Al tiempo, el órgano de gestión de la televisión pública reitera su compromiso "con la neutralidad y el pluralismo informativos y con el más escrupuloso respeto a la independencia profesional de los trabajadores".

La propuesta para poder entrar en el sistema informático de los telediarios (conocido como iNews), considerada por los trabajadores de TVE como una clara agresión al derecho a la información, fue presentada por el PP y obtuvo cinco votos a favor (los cuatro populares y el del consejero de CiU), dos en contra (IU y UGT) y cuatro abstenciones (dos del PSOE, una de ERC y otra de CC OO).

En la práctica, entrar en el sistema iNews, una red interna que emplean los editores para seleccionar los temas de los telediarios y con el que los redactores elaboran las noticias, se asemeja a tener la llave para ejercer la censura previa. O, al menos, conocer de antemano los textos y vídeos de los telediarios. A dos meses de las elecciones legislativas, conocer anticipadamente los contenidos es una tentación para los partidos políticos. De ahí las prisas de los consejeros del PP para que se votara la iniciativa.

Aprovecharon, por un lado, el desgobierno de RTVE. Desde la dimisión de anterior presidente, Alberto Oliart, el pasado julio, la corporación está descabezada. El Consejo de Administración se ha hecho con las riendas de manera colectiva y, cada mes, uno de los consejeros actúa como presidente.

Por otro lado, los cuatro consejeros del PP se han sumado a la estrategia de los dirigentes populares de poner a RTVE en la picota. Su secretaria general, María Dolores de Cospedal, dio el pistoletazo de salida hace pocos meses, cuando en el programa Los desayunos de TVE cuestionó la independencia de la televisión pública.

El intento de toma de control de los políticos fue respondido de forma contundente por los trabajadores de la corporación. Durante las asambleas celebradas ayer en las sedes de los informativos de Madrid y Barcelona, exigieron la dimisión de los consejeros que no rechazaron la propuesta. Eso incluye a nueve de los 11 vocales.

Los consejeros son elegidos por los partidos y los sindicatos mayoritarios y nombrados por el Congreso y el Senado. Pese a la reciente ley que consagra la independencia de la televisión pública, el Consejo sigue funcionando como un miniparlamento que obedece a posiciones partidistas.