_
_
_
_

Un estudio abre la vía para usar neuroprotectores en tratamiento preventivo de Parkinson

Los investigadores han empleado una técnica de neuroimagen para medir el nivel de dopamina hallado en la sustancia negra cerebral, responsable de el aprendizaje y la armonía de movimientos

Un estudio del Hospital Clínic que relaciona los trastornos de sueño en la fase REM con el Parkinson ha determinado quiénes tienen mayor predisposición a padecer la enfermedad, lo que abre una nueva vía a tratamientos preventivos con fármacos neuroprotectores.

Los trastornos en la fase REM ocurren cuando los músculos están paraliados por el sueño, pero el cuerpo realiza movimientos involuntarios como puñetazos, gritos, gemidos, fruto de las pesadillas, ha informado el doctor Alex Iranzo, de la Unidad del Sueño y del Servicio de Neurología del Clínic. Su equipo han comparado durante tres años la evolución de veinte personas sanas con veinte pacientes con trastornos del sueño midiendo la presencia de la dopamina mediante una técnica de neuroimagen, el SPETC cerebral. Este procedimiento se usa para medir el nivel de dopamina hallado en la sustancia negra cerebral, responsable de el aprendizaje y la armonía de movimientos, ya que se ha comprobado que su déficit produce temblores, rigidez y lentitud de movimientos y ocasiona la enfermedad de Parkinson.

Más información
Las raíces tóxicas del Parkinson
La causa del Parkinson

"Los resultados obtenidos demuestran que la dopamina se reduce en un 8% en las personas sanas a medida que envejecen, mientras que la reducción es de entre un 20 y un 30% en pacientes con trastornos del sueño, tres de los cuales ya han desarrollado el Parkinson en los tres años de duración del estudio", ha expuesto el doctor Iranzo.

"Por primera vez, disponemos de una técnica diagnóstica que puede detectar los factores de riesgo antes de que el Parkinson haga su aparición", ha reseñado el experto. Iranzo considera que tras este hallazgo, las investigaciones deberían ir dirigidas a la creación de fármacos neuroprotectores para tratar a las personas con factor de riesgo y poder conseguir "que la concentración de dopamina en los pacientes no se reduzca más allá del 8% con el paso del tiempo".

Este es el tercer trabajo realizado en los últimos cinco años sobre el trastorno en la fase REM del sueño por la unidad Multidisciplinar de Trastornos del Sueño y el Servicio de Neurología del Hospital Clínic-IDBAPS de Barcelona y ha sido publicado en la revista científica Lancet Neurology. El primer estudio data de 2006 y consistió en un seguimiento a 43 pacientes con trastornos del sueño y se constató que el 45% acababan desarrollando Parkinson o se demenciaban, según ha explicado el doctor Iranzo. Ya en el segundo trabajo, publicado en septiembre del 2010, concluyó que las pruebas de neuroimagen permitían identificar y conocer mejor el desarrollo de la enfermedad de Parkinson en los pacientes con alteraciones del sueño.

Implantación de electrodos en un paciente con Parkinson, en una intervención de 2002 en EE UU.
Implantación de electrodos en un paciente con Parkinson, en una intervención de 2002 en EE UU.ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_