Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumentan los accidentes por ahorrar en el mantenimiento del coche

Un estudio de Fesvial indica que la siniestralidad crece con la crisis. - La revisión del vehículo antes de las vacaciones previene riesgos en la carretera

Los riesgos de viajar en coche durante las vacaciones son similares a los peligros de coger el automóvil por la carretera durante cualquier época del año, pero con algunos agravantes. Según la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), al estar más relajado, el conductor es más susceptible a las distracciones. También están los niños. Y el maletero cargado. Quizás el viaje se desarrolle a través de una ruta desconocida. Pero unas vacaciones tranquilas están más relacionadas, según los especialistas, con una atenta revisión del coche.

Gran parte de los accidentes de tráfico pueden ser prevenidos si el conductor está atento a tres partes del automóvil: los neumáticos, los amortiguadores y los frenos. La correcta presión de los neumáticos unida a una respuesta rápida de los amortiguadores evita la siniestralidad. Javier Llamazares, director de Fesvial, afirma que un estudio de la fundación sobre el origen de los accidentes (concluido hace 15 días y todavía no publicado), indica que el conductor español espera hasta alcanzar el límite de kilometraje para llevar el coche al taller. Además también lo relaciona a la crisis económica. En los últimos cinco años, el 61,3% de los accidentes provocados por fallos mecánicos estaba relacionado a un desperfecto o defecto del neumático. Entre los más de 1.500 siniestros durante este período, el mal mantenimiento de las ruedas provocó la muerte de más de 200 personas.

Los homicidios relacionados con la conducción imprudente en España, pueden llevar a penas de cárcel entre uno y cuatro años. Esta medida punitiva, en vigor desde el día 20 de julio, sigue el ejemplo del sistema de puntos, que resultó ser más eficaz que las multas económicas. Sin embargo, para Fesvial la prevención sigue siendo el mejor camino. "Hace 10 años estábamos en el vagón de cola en Europa. Lo mismo pasó con el cinturón de seguridad. Con el tiempo los conductores se han concienciado, a través de la información y la educación", afirma Llamazares.

Hasta el momento ya son 145 fallecidos en las carreteras españolas durante el mes de julio, tres víctimas menos que el año pasado en el mismo período. En el verano de 2010 murieron 364 personas en las carreteras. El número de accidentes, comparado en el balance de seguridad vial del Ministerio del Interior, destaca que el número de fallecidos entre julio y agosto del año pasado fue menos de la mitad de los que hubo en 2003, pero aún no es posible comparar con los datos de este año.

El límite de 120km/h, que volvió a figurar en las señales de las autopistas después de cuatro meses de conducción a 110km/h, también fue motivo de polémica. Pese a haber dado resultados positivos, como la reducción de la contaminación, la caída en el consumo de combustibles y la reducción de los accidentes, fue rectificado por razones económicas. Aún así, Llamazares afirma que hay otras formas de reducir el consumo de combustible y "otras medidas de movilidad sostenible, como la correcta presión de los neumáticos, quitar el peso innecesario del coche, no llenar el depósito por completo para evitar una carga excesiva, conducir con las ventanas cerradas... Con dos o tres consejos se podría reducir bastante la cantidad de combustible que consume cada familia".

Especial atención a los neumáticos

Un estudio de Michelin, basado en los datos de la DGT sobre los accidentes de tráfico entre 2003 y 2008, informa de que los neumáticos mal inflados aumentan la distancia del frenado y multiplican el riesgo de reventón, además de consumir más combustible. La correcta presión de los neumáticos debe incluir el de repuesto, que tiene que estar preparado en el caso de que una sustitución sea necesaria.

Más información