Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania sigue dando palos de ciego en busca del origen del brote de 'E. coli'

Las autoridades sanitarias carecen de pistas sólidas sobre un restaurante de Lübeck sospechoso de haber servido comida contaminada

Las autoridades sanitarias de Schleswig-Holstein carecen de pistas sólidas en un restaurante de Lübeck sospechoso de haber servido comida contaminada con la bacteria E.coli O104. Según Christian Seyfert, los indicios que permitían sospechar del restaurante como lugar de transmisión "no se han confirmado". Previamente, el diario local Lübecker Nachrichten había publicado que 17 de los alrededor de 2.000 infectados habían comido en ese restaurante de la ciudad báltica, situada a unos 70 kilómetros al noreste de Hamburgo. Seyfert asegura que hay "diferentes pistas en diferentes Estados federales". Los investigadores tratan de seguir estos indicios para encontrar el origen de la infección que ya ha matado a 20 personas, 18 de ellas en Alemania.

Así, en Hamburgo sospechan haber dado con una posible fuente de la ola infecciosa. Se trata de la "La fiesta de cumpleaños del puerto", celebrada a principios de mes. 8 daneses que visitaban Hamburgo se infectaron con la bacteria durante dicha fiesta. Sin embargo, también en Hamburgo se han apresurado a desmentir las informaciones al respecto. Hartmut Stienen, portavoz del ministerio de Sanidad local, dice que "es muy improbable", debido a que la fecha de la fiesta y el punto en que los comensales cayeron enfermos no coinciden con el periodo de incubación que necesita el O104 para causar los primeros síntomas.

El brote ha sido ya detectado en 12 países. Aparte del entorno del foco, que se sitúa en Hamburgo o alrededores, hay casos en Austria (dos), República Checa (uno), Dinamarca (17), Francia (seis), Holanda (ocho), Noruega (uno), España (uno), Suecia (43, con dos fallecidos), Suiza (dos), Reino Unido (siete) e incluso Estados Unidos (dos), según el recuento de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud. En total son 90 personas divididas en dos grupos: las que tiene la bacteria enterohemorrágica (que causa diarreas con sangre) y las que han desarrollado el peligroso síndrome hemolítico urémico (una especie de insuficiencia renal). A ellos hay que sumar los más de 1.700 afectados de Alemania (18 fallecidos).

EE UU aumenta la vigilancia

El Gobierno de EEUU ha anunciado que ha aumentado la vigilancia de las importaciones de tomates, pepinos y lechuga de las áreas afectadas por un brote de la bacteria E.coli en la Unión Europea (UE). La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) dijo en un comunicado que se mantiene en "contacto rutinario" con la Unión Europea y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) "para vigilar el brote actual de E.coli O104 y rastrear" casos en Estados Unidos.

"En respuesta al brote en Europa y como medida de precaución, la FDA estableció protocolos adicionales sobre las importaciones y en la actualidad ha incrementado la vigilancia de tomates frescos, pepinos,

lechuga y ensaladas de las áreas" afectadas, ha informado la agencia federal. Tras varias pruebas a los productos, "la FDA no permitirá la entrada a EE UU de ningún producto que se determine que está contaminado, y si se detecta contaminación, tomará nota de futuros cargamentos para las medidas necesarias", ha advertido la agencia.

Estados Unidos importa pocas cantidades de frutas y verduras de la UE, particularmente en esta época del año, debido a la poca longevidad de la mayoría de estos productos y su disponibilidad tanto nacional como de países de Centroamérica.

Rusia prohibió el jueves la importación de verduras procedentes de la UE. La decisión de Moscú provocó la protesta de la Unión Europea, que en 2010 exportó verduras a Rusia por valor de 594 millones de euros, según los datos de la UE, que está estudiando de qué modo compensar a los agricultores que están pagando la crisis.

La ministra de Exteriores de España, Trinidad Jimnez, ha afirmado esta mañana en Oviedo que "Alemania ha actuado mal y tendrá que reparar el daño causado a los agricultores españoles". Jiménez ha asegurado que el Gobierno adoptará medidas para recuperar el campo español y ha descartado que la crisis afecte a las relaciones bilaterales entre España y Alemania.