Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nube de ceniza de un volcán obliga a cerrar el espacio aéreo en Islandia y amenaza con extenderse

El Grimsvötn se encuentra situado en el glacial más grande del país.- No se esperan interrupciones del tráfico de aviones en el continente en las próximas horas, aunque la nube de cenizas podría afectar a Escocia a partir del martes

El volcán Grimsvötn, el más activo de Islandia y situado en el glaciar más grande del país, entró en erupción el sábado, han anunciado los servicios meteorológicos islandeses, que han añadido que una gran columna de humo ha salido del cráter. La Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha confirmado el cierre temporal del espacio aéreo de Islandia a causa de la nube de ceniza provocada por la erupción. Pese a que no se espera que la nube de cenizas afecte al continente en las próximas horas, Eurocontrol ha advertido que, si no cambian las emisiones meteorológicas y la erupción mantiene su intensidad, el espacio aéreo escocés podría verse afectado el martes. Además, de persistir esas condiciones, a partir del jueves podrían verse afectados los cielos del resto de Reino Unido, del oeste de Francia y del norte de España.

Con todo, las autoridades piden prudencia a la hora de tomar en cuenta estas advertencias. El seguimiento de la situación corresponde al Centro de Aviso de Cenizas Volcánicas (VAAC, por sus siglas en inglés) de Londres, dependiente del servicio meteorológico británico y, según cuenta Reuters, sus responsables señalan que las condiciones atmosféricas son diferentes a las que en abril de 2010 llevaron al mayor caos aéreo vivido por Europa a causa de las cenizas del volcán Eyjafjalla.

Sin embargo, una portavoz del servicio de meteorología de Islandia ha señalado esta tarde a la agencia France Presse que la actividad del volcán está disminuyendo. "La historia demuestra que es habitual la erupción violenta durante uno o dos días antes de perder fuerza", ha continuado. "Es imposible decir cómo será dentro de 24 horas, pero esperamos que se calme", ha dicho esta portavoz.

De momento, los responsables de Eurocontrol han anunciado a través de la red social Twitter que el espacio aéreo islandés permanecerá cerrado de forma temporal, aunque por el momento no prevén que la situación afecte al resto del espacio aéreo europeo ni a los vuelos transatlánticos. Según destacaron, la nube de ceniza supera ya los 15 kilómetros de altura y los vientos soplan del norte o noroeste.

El volcán Grimsvötn se encuentra situado en el glacial Vatnajoekull, al sudeste de Islandia. La nube de cenizas del Eyjafjalla obligó hace 11 meses a cerrar el espacio aéreo de casi todo el continente ante el peligro que suponía para los aviones. Entre grandes protestas por parte de las aerolíneas, que acusaron a las autoridades de ser demasiado restrictivas, más de 100.000 vuelos fueron anulados y más de 8 millones de personas se vieron afectadas. Sin embargo, el geólogo Hjorleifur Sveinbjornsson considera que esta erupción no tendrá el impacto de la registrada el año pasado. "Es posible que sea una gran erupción, pero es muy poco probable que se parezca a lo del año pasado", ha estimado.