Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las calles, mejor con led

A finales de 2010, municipios como el de Madrid anunciaron que el 70% de su iluminación navideña se haría con bombillas eficientes. ¿Y por qué no ampliarlo a todo el año en el alumbrado público?

Consumo energético e iluminación. Así se titula uno de los grandes apartados en los que se dividen las 20 medidas con las que el Gobierno pretende reducir el consumo de petróleo de España en 28,6 barriles y recortar la factura energética en unos 2.300 millones de euros. La idea es que, a la vuelta de cinco años, todos los municipios de más de 25.000 habitantes (en total casi 300) dispongan de lámparas más eficientes para sus calles. Es el momento del led (compuesto por las siglas de Light Emitting Diode), que permite un ahorro de entre el 40%, según las predicciones más conservadoras, y hasta el 80%, según las más optimistas, respecto a las farolas convencionales.

Cuando, a finales de 2010, ayuntamientos de ciudades como Madrid anunciaron que siete de cada diez de sus bombillas navideñas serían led, Hella (compañía alemana especializada en iluminación para el vehículo y recién desembarcada en el sector del alumbrado público) se preguntaba por qué no mantener esta tecnología de bajo consumo durante todo el año, si resulta que, primero, duran más (su vida útil oscila entre los 12-15 años, 50.000-60.000 horas, frente a los tres años de las actuales); sus costes de mantenimiento son mínimos; están fabricadas con materiales no contaminantes y más fáciles de reciclar; permiten dirigir de manera certera los haces de luz sobre la zona a iluminar, combatiendo la contaminación lumínica, y por último, emiten una luz blanca muy parecida a la natural.

MÁS INFORMACIÓN

El problema radica en la inversión inicial, más ahora con la crisis y las administraciones locales asfixiadas. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, apuntó la fórmula para solventar el obstáculo: las empresas de servicios energéticos financian la inversión y luego cobran mediante un plan plurianual a partir del ahorro obtenido en la factura. Philips contempla líneas de financiación para las empresas instaladoras que concurren a un concurso público utilizando su material. "Actualmente, en torno al 10% de la iluminación pública en España se hace con led", calcula Joaquín Larrosa, director de alumbrado exterior de Philips. No es mucho, pero crece rápido. "Hace dos años, a lo mejor esta cifra era del 1%; y será del 75% en 10 años, incluso antes", aventura. Entre otras razones porque en cinco años esta tecnología será más barata y aún más eficiente: "Las predicciones más conservadoras hablan de un 40% menos de consumo con la misma cantidad de luz".

Valdepeñas, en Ciudad Real, 32.000 habitantes y un gasto anual de millón y medio de euros en luz, 800.000 de ellos en farolas, sustituirá 4.500 lámparas convencionales por led en el plazo de cuatro años. "No eran tiempos de ir al banco a por dinero, de manera que creamos un sistema que cada año amortizara la inversión", recuerda el alcalde, Jesús Martín, electricista de profesión, a quien este reto parece haber servido, además, como curso acelerado de economía. Al menos, las cuentas parece tenerlas muy claras: la contratación del suministro de las luminarias low cost sustitutas costará a las arcas municipales dos millones de euros, 500.000 euros por año, pero dejará la factura anual de 800.000 euros a la mitad o incluso algo menos, y además se eliminan los gastos de mantenimiento, que son asumidos por la concesionaria.

El alcalde reconoce que la decisión ha venido por la vía del bolsillo más que por la medioambiental. Se queda "helado" cuando comprueba la subida brutal de la factura eléctrica de los municipios. Y recuerda que en España se utilizan 116 kilovatios/hora (Kw/h) por habitante y año para que se vea en la calle, lo que equivale a 450 millones de euros, mientras que Alemania gasta en este capítulo 48 kilovatios/hora. Por lo que respecta a Valdepeñas, espera que se convierta en ciudad led para el primer trimestre de 2013, y en la primera ciudad española en cumplir el Plan de Ahorro Energético del Gobierno.