Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un modelo en crisis

Cortes de tráfico contra el tijeretazo en sanidad

Más de mil sanitarios de cuatro hospitales colapsan las rondas de Barcelona y provocan 30 kilómetros de retenciones.- El sindicato Metges de Cataluña se manifiesta frente al Departamento de Salud.- La plataforma 'Indignados' se concentra ante la estatua de Colón

Los recortes en materia de salud planteados por la Generalitat siguen enervando los ánimos de los médicos catalanes, que siguen tensando el pulso que mantienen contra el Ejecutivo catalán, materializado hoy con una cascada de protestas.

Medio millar de personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado esta tarde a los pies de la estatua de Colón de Barcelona para protestar contra los recortes. Estaban convocadas por la plataforma Indignados, surgida hace unas semanas a través de las redes sociales sin vínculos "políticos ni sindicales" en contra de los recortes. "La mayoría de integrantes de la plataforma son del sector sanitario, aunque el movimiento pretende ser transversal", ha asegurado Manuela Sola, una de las participantes de la protesta.

El grueso de la manifestación se ha dividido en dos: mientras unos cortaban el Paseo de Josep Carner, otros se han dirigido a la Ronda del Litoral y han impedido el tráfico en ambos sentidos de la marcha. A las consignas en protesta de los recortes se han unido las que llamaban a los usuarios a participar de las protestas. "No te pongas malo, estamos en crisis" y "Usuario únete", han sido algunas de ellas. El manifiesto de la protesta incluía también quejas contra "las cúpulas de los sindicatos", a las que acusan de "tener un afán de protagonismo exagerado".

Uno de los usuarios que protestaba, Rafael López, jubilado de 74 años, se quejaba porque no le podían dar fecha para la operación de cataratas que necesita. "Antes en cuatro o cinco meses te operaban y ahora no sé cuándo lo harán".

Esta mañana, frente a la sede del departamento de Salud, el sindicato Metges de Cataluña, mayoritario entre la profesión,ha arrojado varias decenas de tijeras simbolizando su rechazo al "tijeretazo" de mil millones de euros que plantea el gobierno. Pancartas, trompetas y batas blancas componían el atuendo de los cerca de 200 facultativos que no han dejado de proclamar consignas en contra del consejero de Salud Boi Ruiz, a quien han exigido su inmediata dimisión.

Amediodía, más de 1.000 sanitarios de los hospitales de Barcelona (Bellvitge, Vall d'Hebron, del Mar y Clínic) han colapsado entre las 13.00 y las 14.00 horas las rondas que circunvalan la capital catalana y la C-31 provocando retenciones de tráfico de hasta 30 kilómetros.

Médicos, enfermeras, camilleros y personal de administración de los centros sanitarios han cortado el tráfico en los dos sentidos de la circulación en la Ronda del Litoral en el punto kilométrico 9; en la Ronda de Dalt, en el kilómetro 11; y la autovía de Castelldefels, en el punto kilométrico 196.

La mayoría de los conductores atrapados en los cortes de tráfico, tanto en las rondas como en la autovía de Castelldefels, han mostrado su apoyo a los manifestantes haciendo sonar cláxones de su vehículos. Los manifestantes han exhibido pancartas y proferido poclamas contra en consejero de Salud y contra los recortes. En el hospital de Viladecans (Barcelona), medio millar de trabajadores y usuarios también han manifestado contra los recortes.

"La salud de Cataluña es inmejorable y con las medidas que se han tomado va a enfermar y ya no habrá vuelta atrás", ha declarado en la concentración de la mañana en frente al Departamento de Salud Antoni Gallego, Secretario General del sindicato de médicos. Los pitos no han cesado durante la hora y media que ha durado la protesta y que ha culminado con el lanzamiento de multitud de tijeras al suelo frente a la puerta del centro.

Tras este gesto, el colectivo médico ha procedido a la lectura de un manifiesto conjunto en contra del tijeretazo del 10% fijado por Salud. "El modelo de sanidad pública de Cataluña está en peligro. Los recortes que prepara el gobierno van a dinamitar uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, si no lo remediamos entre todos", advierte el manifiesto.

El documento ha sido entregado al Director General de Dirección y Planificación de Recursos Sanitarios, Joaquim Esperalba por el doctor Gallego entre los pitos y gritos de los manifestantes, "Aquestes retallades són una pifiada" (Estos recortes son una pifia). El consejero Boi Ruiz por su parte ha vuelto a arremeter esta mañana contra el colectivo sanitario calificando las protestas de "comportamiento irresponsable".

Mañana está prevista una concentración de todos los colectivos, convocada por los sindicatos en la plaza de Sant Jaume de Barcelona.

Esta información ha sido realizada por Gorka Pérez, Camilo S. Baquero, Alícia Fàbregas, Albert Tané, Daniel Sánchez y Rebeca Carranco.