Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos y pacientes piden la retirada de los planes de recorte en los hospitales catalanes

El plan de contención del gasto pone en peligro la calidad asistencial, denuncian los profesionales

El sindicato Metges de Catalunya, el Consejo de Colegios de Médicos y el Foro Catalán de Pacientes han exigido hoy al consejero de Salud, Boi Ruiz, que retire los planes de contención del gasto en hospitales y centros de salud de la red pública en los que se contempla el cierre de plantas de hospitalización, de quirófanos y de servicios, así como una drástica reducción de plantillas.

Antoni Gallego, secretario general de Metges de Catalunya, ha advertido de que estas medidas, incluidas en los planes que los hospitales han presentado ante el departamento de Salud para cumplir con la exigencia de reducir su gasto en una media del 10%, son "inadmisibles" porque "ponen en peligro" la calidad asistencial. Gallego ha destacado que a pesar de su histórica infrafinanciación, el sistema sanitario que tiene hoy Cataluña es el "más eficiente y óptimo" de su historia, pero, ha agregado, los recortes anunciados pueden hacer que "salte por los aires".

El presidente de Metges de Cataluña y el del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, Fernando Vizcarro, han acusado al consejero de Salud de incumplir su promesa de "escuchar a los médicos" a la hora de tomar las decisiones sobre los recortes para que primen los criterios médicos por encima de los economicistas en cualquier medida que se adopte. Gallego ha asegurado que, a pesar de que el consejero ya tiene todos los planes de choque de los centros hospitalarios públicos, sobre los que Boi Ruiz se pronunciará antes del próximo día 22, "no se ha convocado a los médicos en ningún momento para escuchar nuestra opinión".

Por su parte, el presidente del Foro catalán de pacientes, Albert Jovell, ha expresado su "preocupación" ante el tijeretazo que se prepara en la sanidad catalana, porque "inevitablemente afectará a la asistencia que reciben los enfermos". "Si se cierran plantas y estructuras que hoy están a plena capacidad, eso quiere decir que el número de pacientes que las llenan se quedará sin atención", ha señalado Jovell.