Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación planteará a las comunidades una política coordinada para las oposiciones de maestro

Cinco autonomías han suspendido los concursos de este año.- Castilla y León podría ser la sexta en desconvocarlos

El próximo viernes, el Ministerio de Educación se reunirá con representantes de las comunidades autónomas para tratar las oposiciones a profesor de este año, que están en el aire después de que cinco autonomías (Murcia, Castilla-La Mancha, Cantabria, Madrid y Canarias) hayan decidido suspenderlas en una especie de efecto en cadena. "Vamos a intentar hacer un planteamiento global sobre cuál puede ser una política coordinada de cooperación para toda España, pero estamos en una situación compleja y hay que respetar la situación difícil para muchas comunidades autónomas que hacen sus propias expectativas y tienen sus propias competencias", dijo ayer el ministro de Educación, Ángel Gabilondo. A esa reunión espera Castilla y León para decidir si el contagio de suspensión de oposiciones sigue por su comunidad. La Rioja, Galicia y Asturias tampoco se han pronunciado.

La cuestión es que las restricciones marcadas por el Gobierno central para combatir la crisis económica obligan a las comunidades a ofrecer pocas plazas. Y así, todos temen tal competencia en las regiones en las que sí se celebren finalmente por un número exiguo de vacantes (porque previsiblemente acudirán de forma masiva quienes no tengan oportunidad este año en su región), que el efecto en cadena podría continuar. En el caso de Canarias, incluso, fueron los sindicatos quienes pidieron la suspensión. A nivel nacional, sin embargo, las centrales reclaman que se convoquen con una oferta de plazas suficiente. Pero la situación es complicada, porque los profesores interinos están presionando con fuerza (en especial en comunidades como Navarra, Aragón o Andalucía) para que no se celebren, ya que temen que en unas oposiciones tan concurridas les pasen por delante y se queden, incluso, sin posibilidad de trabajar como suplementes.

Normalmente, se convocan un año los concursos para maestros de educación primaria (que son los que tocan en 2011) y al siguiente, de secundaria. Tanto Madrid como Cantabria han explicado que su intención es celebrar las dos juntas el año que viene. La Consejería de Educación de Madrid había prometido para este año ofertar 2.200 plazas, pero, como los presupuestos generales del estado prevén una tasa de reposición del 30% (por ejemplo, de cada 10 jubilaciones, se repondrían tres), la alternativa, aseguraron, era ofrecer unas 380. En Canarias, la oferta hubiera sido de 59. En Castilla-La Mancha, la consejería explicó su decisión de suspender el concurso porque entendía "que es la opción que más y mejor defiende los intereses de los interinos y de jóvenes titulados" de su comunidad, dijo en una nota.