Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modelo para predecir una marea negra como la del golfo de México

La simulación describe con precisión la contaminación por crudo en las costas estadounidenses y se puede aplicar también a erupciones volcánicas

Los modelos capaces de anticipar cuál será la evolución de una marea negra como la sufrida en el golfo de México son muy útiles para adelantarse en lo posible a sus efectos, para esperar la llegada del crudo en las zonas afectadas. Una simulación de precisión, cuyo desarrollo se inspiró precisamente en el desastre desencadenado por el accidente de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 20 de abril y verificado allí mismo, se presenta ahora en la revista Science, mostrando la importancia que tienen estas investigaciones de física de fluidos.

Para verificar la precisión que lograr el nuevo modelo, los investigadores, liderados por Igor Mezic, introdujeron los datos del desplazamiento del vertido y las condiciones del mar de una simulación previa de la U.S.Navy. Los resultados obtenidos predecían cuándo y dónde el petróleo llegaría a las costas del delta del río Mississippi y, posteriormente, a las playas de Florida, indicando también el desplazamiento hacia el Este, hacia la ciudad de Panamá. Estas predicciones, a tiro pasado, eso sí, dado que se trataba aún de un experimento para probar el modelo, logran una precisión de un par de millas respecto a la evolución real de la contaminación por crudo medida desde el aire por la agencia de oceanografía y atmósfera NOAA.

"No es fácil predecir cómo se extenderá una mancha de petróleo en el océano debido a la gran escala del fenómeno y a los constantes movimientos del agua en la superficie debidos, sobre todo, a los vientos", afirma Mezic en un comunicado de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE UU).

Los autores del trabajo explican que su simulación mejora los modelos tradicionales hasta ahora utilizados porque incluye en las ecuaciones los fenómenos de mezcla y estiramiento de los flujos de crudo. Su enfoque del problema se basa en cómputos que describen cómo las lenguas de crudo tienden a estirarse y formar filamentos por la dinámica de la superficie oceánica. El nuevo modelo genera predicciones a cinco días que tienen en cuenta la mezcla de fluidos y adelanta información sobre tiempos, temperaturas y salinidad. En el caso del vertido de la Deepwater Horizon la simulación indica que el vertido ininterrumpido, bajo las condiciones iniciales y sin contención ni evaporación, habría alcanzado en torno al 80% del golfo de México.

La herramienta computacional desarrollada será refinada aún más, indica Mezic, y puede aplicarse en otros casos de contaminación, como la dispersión en la atmósfera de cenizas provocadas por un volcán (conviene recordar las dificultades de predicción detallada que salieron a la luz cuando la nube de polvo del volcán islandés Eyjafjalla interrumpió en tráfico aéreo en Europa la primavera pasada). Otra aplicación, apunta el investigador de California, sería conocer con detalle, por ejemplo, el comportamiento de las corrientes de aire caliente en un edificio de clima controlado.

Más información

  • La simulación describe con precisión la contaminación por crudo en las costas estadounidenses y se puede aplicar también a erupciones volcánicas