Alemania investiga la muerte de dos bebés en un hospital de Maguncia

Los neonatos recibieron alimentación contaminada con bacterias intestinales

Dos bebes muertos, uno en condiciones "muy, muy graves", cuatro en condiciones "críticas" y otros cuatro bajo observación. Este es el balance del fin de semana de la sección de cuidados intensivos en la Clínica Universitaria de Maguncia, donde un once bebes han recibido una alimentación contaminada con bacterias intestinales. Mientras el hospital investiga las causas de lo ocurrido, la Fiscalía ha abierto una investigación por un delito de homicidio con negligencia y lesiones graves.

Después de la muerte de los dos niños la madrugada del sábado al domingo, ayer, temprano por la mañana, el informe de los médicos sonaba optimista: "Todos los otros nueves bebés han sobrevivido a la noche". Sin embargo, poco después, el director médico de la clínica, Norbert Pfeiffer tuvo que corregir: "Uno de los niños está en condiciones muy, muy graves. Tenemos miedo de que muera", y añadió que la condición de otros cuatro es "crítica" aunque estable.

Todos los bebés involucrados recibieron de forma intravenosa un alimento líquido que había sido preparado en el propio hospital y que había sido contaminado con bacterias intestinales. Todos estaban en cuidados intensivos, es decir en condiciones muy delicadas. Ayer no estaba claro todavía si la causa de la muerte de los críos fue la solución nutritiva infecta u otra. "De momento la autopsia ha establecido sólo que había graves enfermedades previas en los dos casos", dijo en una conferencia de prensa el fiscal general del estado Klaus-Peter Mieth.

La Fiscalía espera el resultado de las investigaciones microbiológicas realizadas por el tribunal médico de Francfort en los laboratorios con el fin de establecer, "en qué momento se produjo la contaminación de la solución nutritiva", dijo Mieth.

La dirección del centro, que informó el domingo la fiscalía de lo ocurrido, subrayó que, nada más producirse la muerte de los dos bebés y conocerse la grave infección de los otros niños, se ordenó cambiar inmediatamente los preparados para la alimentación intravenosa y todo el material para su aplicación. Añadió que los recipientes de alimentación intravenosa son preparados con nueve componentes que suministran expresas externas en la farmacia del Hospital Universitario de manera individual para cada paciente.

El drama de los niños del hospital de Maguncia ha devuelto el problema de las condiciones higiénicas de los hospitales a la actualidad, en vísperas de una reforma del sector de la Sanidad en el país. Según la Sociedad Alemania de Higiene en los Hospitales (DGKH, en sus siglas alemanas), cada año mueren 40.000 personas en este país por infecciones contraídas en clínicas, debido a instrumentos no esterilizados y a menudo a causa de negligencias del personal.

Lo más visto en...

Top 50