La sanidad pública catalana pierde un millón de visitas el primer cuatrimestre

Las consultas a primaria bajaron el 7,8%, las de pediatría, el 13,6%, y las urgencias el 4%

Las visitas al médico de familia y a los servicios de urgencias de los centros de asistencia primaria descendieron en más de un millón durante el primer cuatrimestre de este año por primera vez en Cataluña, lo que supone una bajada del 8,8% en la actividad global del Instituto Catalán de la Salud (ICS). Mientras, los controles médicos a través de telefonía se incrementaron el 125% durante el mismo periodo hasta alcanzar más de 700.000 llamadas realizadas por parte de los facultativos y ayudantes técnicos sanitarios (ATS).

Según los datos facilitados a EL PAÍS por Jaume Benavent, subdirector de Asistencia Primaria del ICS, las visitas al médico de cabecera descendieron el 7,4% respecto a 2009, las de pediatría el 13,6% y las urgencias de primaria lo hicieron el 4%. Benavente achaca estos datos a razones estructurales y coyunturales. Por una parte, este año no se registró epidemia de gripe estacional, pues quedó solapada con el virus de la gripe A que afectó principalmente a finales del pasado año. Por otra, el freno al flujo migratorio, lo que ha estabilizado el número de tarjetas sanitarias. Además, durante este periodo acabó de implantarse la receta electrónica en todas las áreas sanitarias, lo que ha moderado las visitas de los enfermos crónicos al médico de familia.

A pesar de estas estadísticas positivas, Benavent ha comentado que Cataluña continúa siendo una de las zonas con una ratio mayor de visitas al médico -una media de 9 al año-, muy superior a Europa por lo que "habrá que continuar esforzándose en reducir las visitas presenciales, sobre todo respecto a los enfermos crónicos porque muchas cosas podrían resolverse por teléfono".

Por su parte, la consejera de Salud, Marina Geli, en una entrevista a la agencia Europa Press, señaló que los años 2010 y 2011 serán "los más difíciles" por los efectos del recorte presupuestario, que repercutirán en una bajada de los sueldos del 5% en el sector público y en la eliminación de fundaciones y entidades relacionadas con el ámbito sanitario. "Tenemos que reordenar la demanda y lo estamos haciendo", comentó Geli, que negó que las listas de espera puedan verse afectadas por el tijeretazo de fondos.

Personas atendidas en el área de Pediatría del Centro de Atención Primaria Drassanes de Barcelona
Personas atendidas en el área de Pediatría del Centro de Atención Primaria Drassanes de BarcelonaMARCEL·LÍ SÀENZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS