Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace muerto el segundo clon de toro de lidia

El experimento de investigación que buscaba un segundo ejemplar de 'Vasito' ha fracasado debido a complicaciones en el parto

El segundo clon del semental Vasito ha nacido muerto, tras el experimento de investigación que permitió la obtención de Got, el primer toro de lidia clonado de España, que nació el martes, en la explotación de Melgar de Yuso (Palencia). Los pronósticos no eran buenos y ayer se confirmaron. "Sabíamos que podría darse esta circunstancia y, por desgracia, así ha ocurrido, la cría ha nacido muerta en la tarde de ayer después de un largo parto", ha confirmado hoy a EFE Javier Azpeleta, ganadero de la explotación palentina donde nació Got.

Se esperaba que la cría naciera de Angela, una vaca frisona de 600 kilos elegida como vientre de alquiler, cuyo estado ha sido supervisado durante las últimas horas por el el equipo investigador, dirigido por Vicente Torrent, de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria (VIVE). Finalmente, el parto se ha complicado y ha tenido que intervenir un veterinario para extraer la cría del vientre de Angela.

Adiós a 'Glass'

El ganadero, Alfonso Guardiola, ha mostrado su pena por los investigadores. "Han puesto mucho empeño" en este trabajo -ha señalado el ganadero-. Ha resultado positivo en el primer caso pero "no han podido tener la satisfacción de contar con un segundo clon". De haber nacido vivo, el becerro se hubiera llamado Glass (vaso, en inglés), y hubiera sido el segundo clon de Vasito, marcado con el hierro de Alfonso Guardiola Domínguez y criado en la finca Los Caños, del municipio de San José del Valle (Cádiz), que murió el pasado mes de marzo de viejo.

Vasito fue elegido para este experimento por su nota en la tienta, hechuras morfológicas y la reata de su familia. El proceso de clonación se inició hace tres años, a raíz de un encuentro entre el ganadero Alfonso Guardiola y los responsables de la Fundación VIVE. El ganadero puso a disposición de los investigadores el ganado para realizar este experimento. Extrajeron tejido celular al semental, que fue injertado en el embrión antes de ser implantado en las vacas suizas que han servido de madres.