Muere en Argentina el 'monstruo de Mendoza' que tuvo siete niños con su hija

La víctima denunció a su padre por temor a que repitiera los abusos con su hija nieta

Armando Lucero, que al abusar sexualmente de su hija durante 20 años y engendrar con ella siete hijos nietos se mereció como sobrenombre el monstruo de Mendoza, ha muerto hoy en el hospital central de esa ciudad argentina. De 67 años, llevaba desde mayo de 2009 en prisión a la espera de un juicio oral en el que las pruebas preliminares eran tan contundentes como declaraciones de familiares directos y exámenes de ADN que certificaban su paternidad sobre los hijos de su hija.

El también apodado Chacal de la Cuarta Sección ha fallecido por una afección respiratoria causada por el tabaquismo, han informado fuentes del hospital. Su hija y víctima lo denunció el año pasado al temer que los abusos que había soportado desde los 15 años se repitieran ahora con su hija nieta de 16 años. Antes de que avisara a la policía ya la habría intentado violar.

Más información
Arrestado un hombre en Argentina por violar a su hija durante 20 años

Lucero tenía un total de 14 hijos, entre su primera y segunda esposa, y siete hijos nietos. Estos tienen ahora entre 3 y 20 años. Otra de sus hijas le había denunciado también por abusos, ocurridos a los 8 años, y manoseos "durante mucho tiempo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS