Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de voluntarios se movilizan en el golfo de México ante la llegada inminente del vertido de petróleo

Directivos de BP temen que el vertido supere el equivalente a 60.000 barriles diarios.- La mancha de fuel está a 48 kilómetros de la costa

Miles de voluntarios están movilizados en las costa de Luisiana, Misisipi, Florida y Alabama ante la posible llegada, en las próximas horas, de la mancha de crudo de la plataforma hundida de BP. La magnitud y las consecuencias del vertido podrían ser mucho peores que las previstas inicialmente. Directivos de BP reconocieron ayer en el Congreso de EE UU que la cantidad de fuel que libera la plataforma podría superar los 40.000 barriles diarios, algunos elevan la cifra incluso hasta los 60.000, ocho veces más que los 5.000 (800.000 litros) calculados tras el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon el pasado 20 de abril.

La empresa petrolera, a la que el Gobierno estadounidense culpa en exclusiva de las consecuencias del vertido anunció ayer que desde el pasado domingo está trabajando en la construcción de un pozo en las proximidades del inicial con el fin de sellar el vertido. La compañía cifra en 6 millones de dólares (algo más de 4,6 millones de euros) diarios el desembolso que está realizando para hacer frente a la catástrofe. La construcción del pozo auxiliar para interceptar y aislar el pozo que está realizando el vertido comenzó el domingo por la tarde, según la compañía, que ha precisado que el nuevo pozo se encuentra a unos 1.525 metros de profundidad y busca interceptar el ya existente a casi 4.000 metros por debajo del fondo del mar y sellarlo de forma permanente.

Voluntarios preparados

La llegada y el alcance de la marea negra sigue en manos del viento y el curso de las mareas por lo que los grupos de voluntarios se están repartiendo a lo largo de las costas de los cuatro estados amenazados. Según la Guardia Costera, el fuel se encuentra a unos 48 kilómetros de las costas del Golfo.

La petrolera británica y autoridades han ofrecido al menos una decena de sesiones de entrenamiento en varias localidades de Luisiana y de Misisipi, en las que han dedicado unos 20 minutos a ofrecer consejos sobre seguridad y salud, como hidratación y protección solar, y otros 45 a contestar a dudas.

BP ha concedido a los cuatro Estados afectados (Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida) 77 millones de euros en ayudas para limpiar las zonas afectadas y ha anunciado que compensará a los vecinos y trabajadores damnificados, en concepto de daños y perjuicios.