Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa busca el consenso digital aunque sea por videoconferencia

La cumbre de Telecomunicaciones de la UE en Granada, algunos de cuyos asistentes no podrán llegar, busca el acuerdo para crear un mercado único y redes de alta capacidad

La UE quiere tener una voz única en Internet. Ese el principal objetivo que se han marcado los ministros de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información que se reúnen hoy en Granada con el fin de debatir la nueva estrategia digital. La intención de esta reunión informal es cerrar un documento de mínimos en el que consensuar las grandes líneas generales de la llamada Agenda Digital Europea, que debe guiar la política comunitaria en materia de tecnología y sociedad de la información hasta 2015.

Las consecuencias del cierre de aeropuertos por la nube de ceniza causada por el volcán islandés Eyjafjalla también se han dejado notar en la cumbre. a la que van faltar gran parte de sus protagonistas, entre ellos, la comisaria de la Agenda digital, Neelie Kroes. En concreto, sólo 14 de una treintena de delegaciones ha podido llegar a Granada, aunque alguna de estas ha enviado la representación de la embajada. No obstante, el Ministerio de Industria ha asegurado hoy que las sesiones previstas en el palacio de Carlos V de La Alhambra se llevarán a cabo mediante videoconferencia para las delegaciones que no puedan estar presentes, conectando con 30 sedes europeas

España, en calidad de país anfitrión por su presidencia de turno de la UE, ha presentado un "documento de reflexión", del que debe salir la llamada Declaración de Granada. En el mismo, se han eliminado las referencias expresas a los asuntos más conflictivos como una normativa comunitaria para combatir la piratería digital o el cobro de un peaje a los buscadores y otros proveedores de Internet (Google, Yahoo, Microsoft, etcétera) por el uso de las redes tal y como reclaman los operadores de telecomunicaciones (Telefónica, Vodafone, etcétera).

En su lugar se habla de un enfoque común en Europa a fin de evitar distorsiones del mercado único, así como de garantizar una "oferta legal de contenidos de calidad en Internet, respondiendo a la realidad tecnológica existente" y de la necesidad de que se adapten para "seguir el ritmo rápido tanto de la tecnología y de la propia sociedad, tanto de la protección de la privacidad de las personas como de los titulares de derechos de propiedad intelectual".

En el resto de temas hay un consenso de base. Así el punto en el que se aboga por adelantar los plazos para la extensión de las nuevas redes de banda ancha -tanto de fijo como de móvil-, de forma que en 2015 el 60% de la población tenga cobertura para navegar a velocidad de 30 megabit por segundo (Mbps), el 60% a 100 Mgps y haya un mínimo de penetración de 90 líneas de alta velocidad por cada 100 habitantes.

También existe acuerdo sobre la adopción de medidas para combatir el ciberdelito, establecer un protocolo común que haga interoperativo el DNI electrónico en todos los países o la redacción de una Carta de Derechos del Usuario de Comunicaciones Electrónicas.