Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cometa al rojo

El telescopio 'Wise', de la NASA, ha captado el núcleo helado y la cola del Siding Spring

El cometa Siding Spring, que fue descubierto en 2007 por observadores en Australia, ha sido fotografiado por el telescopio infrarrojo en órbita Wise, de la NASA, y en la imagen se aprecian su núcleo y su larga cola. Se está ya alejando del Sol y, al abandonar el entorno comparativamente templado de la estrella, perderá su deslumbrante aspecto actual.

Los cometas son bolas de hielo y polvo originarias de una nube esférica que rodea nuestro sistema planetario. Se llama la Nube de Oort. De vez en cuando alguna de esas bolas resulta desviada de su órbita y emprende viaje hacia el centro del Sistema Solar. A medida que se acerca a la estrella se calienta y el viento solar hace que el hielo y el polvo desprendido formen la vistosa cola.

El Siding Spring, cuyo nombre oficial es C/2007Q3, pasó el 7 de octubre de 2009 a 1,2 unidades astronómicas (UA) de la Tierra y a 2,25 UA del Sol (una UA es la distancia media de la Tierra al Sol, casi 150 millones de kilómetros). En la imagen del Wise, tomada en infrarrojo, una longitud de onda más larga que la visible, el cometa y su cola se ven rojos porque son cuerpos mucho más fríos que los astros que se aprecian en el fondo de la fotografía. Los objetos fríos, como éste, emiten la mayor parte de su luz en longitudes de onda de infrarojo más largas, explica el Jet Propulsion Laboratory (JPL, en California) en un comunicado. Por ello una cámara sensible al infrarrojo capta con toda intensidad un cuerpo como el Siding Spring.

Para los astrónomos, un cometa es una cápsula del tiempo porque se formaría al tiempo que el Sistema Solar, hace 4.500 millones de años, y ha debido permanecer prácticamente inalterado desde entonces en la fría y oscura Nube de Oort. La investigación de estos objetos aporta información sobre su tamaño, composición y reflectividad, así como sobre las propiedades de las partículas de polvo de su coma (la cabellera que envuelve el núcleo) y de su cola.

El Wise, desarrollado en el JPL, fue lanzado al espacio el 14 de diciembre de 2009 y comenzó las observaciones hace poco más de un mes, tras la fase de calibración en órbita de los instrumentos. La fotografía del Siding Spring, hecha pública ahora, se tomo el pasado 10 de enero, durante las pruebas. Entre los objetivos científicos de la misión, además de buscar asteroides y cometas, de estudiar procesos de formación estelar y galaxias ultraluminosas en infrarrojo, destaca la preparación de un catálogo base para el futuro telescopio James Webb, el considerado sustituto del Hubble, que verá el cielo en infrarrojo.

El observatorio está en una órbita circular a 525 kilómetros de altura sobre la superficie terrestre y da 15 vueltas al planeta cada día pasando sobre los polos. Sus sensores de infrarrojo funcionan a una temperatura de 256 grados centígrados bajo cero por lo que dependen de un sistema criogénico que ha sido diseñado para durar al menos seis meses y diez meses como máximo.

Más información

  • El telescopio 'Wise', de la NASA, ha captado el núcleo helado y la cola del Siding Spring