Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rouco achaca la crisis económica a causas "espirituales"

El cardenal arzobispo de Madrid atribuye la recesión principalmente a un desencadenante "ético-moral"

El cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, afirmó ayer que las causas que más han incidido en la crisis económica actual tienen que ver con la conciencia y el "uso de la libertad", en definitiva, con el ejercicio "insobornable" de la responsabilidad personal y colectiva. Con motivo de su alocución semanal, Antonio Rouco Varela habló de los problemas económicos que afectan a los ciudadanos ante una crisis "persistente y grave" que ha originado incertidumbre y "tensa preocupación".

Las causas de la crisis ecómica, indudablemente, según añadió Rouco, tienen un origen técnico, pero los factores que más repercusión han tenido en la recesión son, a su juicio, de naturaleza "ético-moral y espiritual". Reconocer que ésas han sido las causas "últimas" de la situación, "urge y exige conversión", ha dicho, de las conciencias hacia los conceptos de "la justicia y a la caridad".

Por tanto, el cardenal arzobispo ha asegurado que esa transformación a los valores de justicia y caridad es "imprescindible" para asegurar "un mínimo de moralidad" en las relaciones económicas, sociales y políticas.

Rouco señaló que vivimos actualmente una "crisis de nuestra economía con unas consecuencias dolorosísimas para muchas personas y familias". Y añadió: "Se pierde el trabajo; se teme perderlo; se teme al futuro: ¿quién y cómo se garantizarán las prestaciones para el desempleo, la jubilación, la vejez, la enfermedad?".