Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El detector espacial AMS inicia los ensayos de vuelo

El lanzamiento del instrumento está previsto para el próximo mes de julio a bordo de un transbordador que lo llevará a la ISS

Un detector espacial desarrollado por un consorcio internacional, con significativa participación española, y construido en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, va a pasar en las próximas semanas las pruebas de condiciones de vuelo en ESTEC , el centro tecnológico de la Agencia Europea del Espacio (ESA), en Holanda. Está previsto que el detector, denominado Alpha Magnetic Spectrometer (AMS), sea lanzado al espacio a bordo del transbordador Endeavour a finales del próximo mes de julio para ser instalado en la Estación Espacial Internacional (ISS). Entre las más de 50 instituciones del proyecto AMS, están el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Un convoy especial ha partido del CERN con el AMS y llegará al centro tecnológico de la ESA, en Noordwijk, la semana próxima. Allí será sometido, como todos los artefactos que se envían al espacio, a diversas pruebas para comprobar que es capaz de soportar las condiciones del lanzamiento y de operación en órbita, incluidos los ensayos en la cámara de vacío.

El AMS estuvo durante meses en el limbo porque la NASA canceló su lanzamiento en el programa de los transbordadores. Por ello, el recuperar la luz verde para ocupar la bodega del Endeavour supuso un profundísimo respiro para los científicos e ingenieros que lo han diseñado y desarrollado.

"Este es un hito muy importante para el AMS ya que es la primera vez que se va a probar en condiciones de vacío", ha explicado el premio Nobel de Física Sam Ting, líder del programa, acerca de la fase que ahora se inicia en Holanda "Tras las pruebas, el AMS podría volver al CERN para una revisión final antes de su traslado al Centro Espacial Kennedy [en Florida] para el lanzamiento". Si no es necesario hacer esa revisión final, el detector viajaría en avión a finales de mayo hacia Florida directamente desde ESTEC.

El AMS, instalado en la ISS, observará la abundancia de positrones y electrones. "Su principal objetivo científico es la búsqueda de materia oscura y de antimateria en un programa que es complementario del programa del nuevo acelerador de partículas LHC", explica el CERN en un comunicado. En las instalaciones de este laboratorio está instalado el centro de control del detector, del que se recibirán los datos a través del centro espacial de la NASA en Houston (EE UU). Además, se han planificado varios centros de análisis científico de los datos en instituciones participantes en el proyecto.

"La contribución del CERN ha sido determinante; sin los grupos de expertos en aceleración, imanes y vacío no habríamos llegado al punto en que estamos ahora con el AMS", afirma Ting. Este físico dirigió en el laboratorio europeo de partículas uno de los grandes detectores (L3) del acelerador LEP, que se desmontó para instalar el LHC en el túnel de 27 kilómetros que ocupaba.

Uno de los ensayos clave que va realizar con el AMS en ESTEC es el de intercambio de calor en condiciones de vacío espacial para probar su capacidad de mantener el equilibrio térmico, lo que es esencial para el funcionamiento de los sistemas electrónicos del detector y, especialmente, de su imán superconductor, que es el primero de este tipo que se envía al espacio, explica el CERN.

Los países participantes en AMS son China, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Corea, México, Holanda, Portugal, Rumania, Rusia, España, Suiza, China (Taipei) y Estados Unidos.

Más información

  • El lanzamiento del instrumento está previsto para el próximo mes de julio a bordo de un transbordador que lo llevará a la ISS