El viento abate uno de los árboles más emblemáticos de España

Es la sabina de la localidad segoviana de Moral de Hornuez.- En los últimos diez años ha desaparecido el 20% de los árboles singulares, según Bosques sin Fronteras

El fuerte viento que sopló la semana pasada en gran parte de la península abatió la sabina de Moral de Hornuez (Segovia), de más de 600 años de antigüedad y uno de los ejemplares más grandes de esa especie en todo el país, según ha informado en un comunicado la ONG Bosques sin Fronteras.

El ejemplar, de 19 metros de altura y 5,18 metros de perímetro, estaba incluido en el catálogo de árboles singulares Árboles, leyendas vivas realizado por Bosques Sin Fronteras junto al Ministerio de Medio Ambiente, que recoge 200 de los árboles más emblemáticos de España.

La sabina abatida por el vendaval era "la más monumental" de un extenso sabinar, uno de los más importantes de todo el territorio nacional, según Susana Domínguez, autora del catálogo, quien ha explicado que esta sabina tenía ya el tronco hueco, por lo que el viento la partió por la mitad "como si fuera una cerilla".

Cuenta una leyenda que en una de las sabinas de este bosque se apareció la Virgen a unos pastores trashumantes, hecho que motivó la construcción de la pequeña ermita dedicada a la Virgen de Hornuez.

"De nuevo hemos de lamentar la desaparición de uno de los árboles más singulares del país", dice en la nota Bosques sin Fronteras, que indica que en los últimos diez años han desaparecido el 20% de estos árboles singulares.

"A la gran longevidad que presentan muchos de estos ejemplares [entre 600 y 800 años de vida] se une, con más frecuencia de la deseada, la falta de un correcto seguimiento de su estado y de medidas y labores de conservación que mejoren su estado general y disminuyan su vulnerabilidad", asegura la ONG.

Los sabinares son bosques relictos de la era terciaria que viene siendo explotados desde tiempos inmemoriales y cuya madera es "muy apreciada" por sus propiedades, resistencia y duración, y por su "agradable olor", por lo que las ramas de las sabinas se utilizaban para hacer incienso y para dar de comer al ganado durante el invierno.

Lo más visto en...

Top 50