La Universidad de Sevilla anula el artículo que permitía acabar el examen al alumno acusado de copiar

La sanción al estudiante volverá a ser la que decida el profesor

La Universidad de Sevilla ha acordado este lunes en un consejo de gobierno extraordinario anular el artículo 20 de la normativa de evaluación de exámenes -que avalaba el derecho del alumno a terminar la prueba tras ser sorprendido copiando- tras la polémica de los últimos días.

El rector de la Hispalense, Joaquín Luque, ha señalado en una rueda de prensa celebrada al término del consejo de gobierno que sus integrantes han acordado, "con un alto grado de consenso", dejar sin efecto dicho artículo con el fin de evitar "interpretaciones incorrectas" . Luque ha apuntado que desde que se aprobó la normativa en septiembre pasado se han celebrado muchos exámenes "dentro de la más absoluta normalidad". "Por más vueltas que le he dado me cuesta mucho trabajo que de la lectura de la normativa se pueda interpretar un derecho a copiar", ha expresado, y ha subrayado que, para evitar esa interpretación y "por si hubiese alguna duda al respecto", se ha anulado el artículo. Éste recogía la posibilidad de que el alumno que fuera sorprendido copiando pudiera terminar de hacer el examen, al margen de que posteriormente fuera o no suspendido. En el consejo se decidiría qué hacer.

Más información
"Desinformación sobre los exámenes"
La Junta dice que es "un disparate" que terminen los exámenes los alumnos que copien
La Universidad de Sevilla revisará la normativa de los exámenes

Tras la decisión del consejo de gobierno -formado por representantes de alumnos, profesores, personal de administración y directores de departamentos-, las actuaciones sobre sanciones en caso de que un estudiante sea sorprendido copiando en un examen quedan "exactamente igual" que antes de la aprobación de la normativa, ha explicado Luque. A este respecto, ha apuntado que a partir de ahora la medida sancionadora que se adopte contra el alumno volverá a quedar a discreción del profesor.

"El alumno que copia no demuestra que sabe y necesariamente no puede aprobar la asignatura, y esto ha venido pasando antes de la normativa, con la normativa y después de la suspensión del artículo", ha sentenciado Luque. Asimismo, ha aseverado que si el estudiante sancionado considera que ha sido tratado injustamente tendrá "las garantías correspondientes, podrá reclamar y podrá revisarse adecuadamente si la actuación de un profesor ha sido o no correcta".

El rector ha lamentado que la polémica generada en torno al artículo 20 de la normativa de evaluación "no ha ayudado" a la imagen de la Universidad de Sevilla de cara a conseguir, en la próxima convocatoria, la nominación de Campus de Excelencia Internacional.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS