Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López de Uralde: "Nos tratan como a perros"

El director de Greenpeace España, detenido en Copenhague por colarse en la cena de los jefes de Estado de la cumbre del Clima, recibe la primera visita de su familia

"Nos tratan como a perros". Esto ha sido lo que ha comentado el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, detenido en la prisión de Vestre Faengsel de Copenhague desde el 17 de diciembre pasado por colarse en la cena de jefes de Estado de la Cumbre del Clima. López ha recibido este martes la primera visita de su familia -su mujer, Koro Castellanos, y su hermano Íñigo López de Uralde- desde su detención.

Detenido desde el pasado 17 de diciembre por colarse en la cena de gala de los Jefes de Estado durante la cumbre del clima y mostrar una pancarta, sus más cercanos se han encontrado al dirigente ecologista con el pelo largo y más delgado. Pero, sobre todo, muy enfadado y combativo por el trato "desproporcionado" que está recibiendo.

La visita ha durado como una hora y se ha desarrollado en una pequeña salita en la que, además de López de Uralde, vestido con ropa de calle, y su mujer y su hermano, también estaban el Cónsul de España, un policía y una traductora, que han interrumpido varias veces la conversación para evitar que se hablara del caso.

La familia está especialmente preocupada por el hecho de que desde el lunes el director de Greenpeace esté compartiendo galería con presos comunes, como atracadores o traficantes de droga. López de Uralde está encerrado solo en una celda no muy grande, pero al menos con una ventana. Los otros tres activistas sólo cuentan con un pequeño ventanuco. Según ha contado a sus familiares, tras la detención tuvo que pasar 24 horas en un cuarto con sólo una colchoneta en el suelo, la luz encendida de forma permanente y una cámara vigilando en todo momento.

La familia le llevaba ropa y dinero, pero no ha conseguido que le dejaran entregarle dos libros y una tableta de turrón de chocolate. Además, al final del encuentro el ecologista encarcelado debía desnudarse para que los carceleros verificaran que no le habían pasado nada. Precisamente, López de Uralde ha mostrado a su mujer y su hermano su sorpresa por las condiciones tan humillantes a las que están haciendo pasar a los cuatro activistas de Greenpeace detenidos.

Campaña de apoyo

Greenpeace, la organización que preside López de Uralde, anunció el lunes que llevará a cabo una campaña para lograr la liberación de su jefe en España y de los otros tres activistas que comparten con él encierro en Copenhague.