Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La diarrea mata a más niños que el sida, la malaria y el sarampión juntos

El 20% de las muertes infantiles podría evitarse con rehidratación y suplementos de zinc

La diarrea mata a más niños que el sida, la malaria y el sarampión juntos. Esta enfermedad, que en los países desarrollados no supone preocupación, es la responsable de casi una de cada cinco muertes anuales de niños, en total 1,5 millones. Un informe de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) que publica hoy la revista médica The Lancet establece siete medidas para el control de esta enfermedad que no se cumplen.

Según el informe, menos del 40% de los niños que sufren diarrea en países en desarrollo recibe el tratamiento recomendado, y el problema está estancado desde el año 2000. Estas organizaciones recomiendan comomedidas de tratamiento sales orales para la rehidratación y suplementos a base de zinc, ambos escasos en estos países.

Tampoco hay progresos en la prevención, dice el informe, como en el acceso a agua potable, amamantamiento del bebé, vacunación contra el sarampión o vitamina A. Es necesario poner en marcha la vacuna contra el rotavirus (responsable del alta hospitalaria del 40% de los menores de cinco años tras una diarrea), mejorar el alcantarillado y el acceso al agua potable y concienciar a las madres de la importancia del amamantamiento.

Las doctoras Tessa Wardlaw, de UNICEF, y Elizabeth Mason, del Departamento de Salud Infantil y Desarrollo de la OMS, recomiendan "acelerar su aplicación [de la vacuna del rotavirus] en Africa y Asia, donde se da la mayor incidencia debe ser una prioridad internacional".

Las medidas preventivas son: vacunación contra el rotavirus y el sarampión, el fomento del amamantamiento en régimen exclusivo y la administración de suplementos a base de vitamina A, lavado de las manos con jabón, mejora de la cantidad y calidad del agua, incluidos su almacenamiento y tratamiento en el hogar, y fomento del alcantarillado en todo el municipio.