Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de escolares se verán "conminados" a estudiar Religión, según Europa Laica

La asociación reclama que la asignatura confesional salga de la escuela

La Asociación estatal Europa Laica ha denunciado que este curso miles de escolares se verán "conminados" a cursar religión católica en su colegio. En un comunicado, Europa Laica aseguró que, "una vez más, miles de niños y niñas se verán conminados a cursar religión católica en su colegio al recibir sus familias presiones en tal sentido, como consecuencia de no disponer de una legislación constitucional y adecuada". Para evitarlo, y con el objetivo "de garantizar los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, Europa Laica exige que la asignatura de religión sea eliminada del currículum educativo".

Los centros escolares concertados de ideario católico (financiados con fondos públicos) y muchos centros públicos, esgrimiendo diversas causas, presionan a las familias y obligan al alumnado a recibir enseñanza religiosa, dice la citada asociación. Y recalca que "tiene datos fehacientes, como consecuencia de las denuncias que recibe, de que miles de ciudadanos y ciudadanas están pagando un precio muy alto por el mantenimiento de la enseñanza de religión en los centros escolares, que es la vulneración de sus derechos fundamentales".

Para Europa Laica, esta situación responde a la existencia de una legislación "ambigua y confesional" que "mantiene después de más de treinta años de democracia la religión en las aulas". Y "que no garantiza los derechos de quienes no quieren cursar esta asignatura y que favorece la concertación de centros escolares de carácter religioso no sujetos a un adecuado control social y administrativo por parte del Estado que los financia".

La asociación cree que para proteger los derechos fundamentales de todos, la enseñanza de religión "debe salir del horario lectivo, como paso previo a su retirada de los centros escolares". "El ámbito para la enseñanza de los dogmas y creencias religiosas no debe darse en los centros escolares, sino en los lugares de culto de las diferentes confesiones y en el ámbito familiar", señala el comunicado