La ISS se queda donde está

La NASA no cree necesario modificar su órbita porque el trozo del cohete que la amenazaba es muy grande

Madrid / Moscú - 03 sep 2009 - 16:30 UTC

Los especialistas de la NASA han decidido finalmente que no es necesario modificar la órbita de la Estación Espacial Internacional (ISS) y de los 13 astronautas que la habitan, ya que el fragmento de basura espacial que la amenazaba es muy grande y lo pueden seguir desde la Tierra con mucha precisión. Así, la estación se quedará a 354 kilómetros sobre nuestras cabezas.

En concreto, lo que amenazaba al proyecto internacional era un pedazo proviene de un cohete europeo Ariane 5, lanzado hace tres años y que el viernes puede pasar a tres kilómetros de la estación.

"El momento de mayor proximidad de la ISS con el trozo de basura se producirá sobre 19.00 de Moscú (17.00 hora peninsular española) de este viernes", ha dicho un alto cargo del sector a la agencia oficial rusa Itar-Tass. Los expertos han estudiado minuciosamente la trayectoria del fragmento para, en caso de necesidad, modificar la órbita de la plataforma y "evitar un proximidad peligrosa".

"Si es necesario realizar alguna maniobra, ésta se hará con ayuda de los propulsores del transbordador [el Discovery] que actualmente está acoplado la Estación", ha añadido.

La basura espacial no es algo inusual. De acuerdo a la Oficina del Programa de Restos Orbitales de la NASA, se sabe que existen unos 19.000 trozos en órbita de más de 10 centímetros. La destrucción intencional por parte de China de un satélite meteorológico en el 2007 y la colisión accidental de unos satélites de comunicación de Estados Unidos y Rusia en el 2009 han incrementado la cantidad de restos grandes en órbita, indica la agencia.

REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50