Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Sabater Pi, descubridor de 'Copito de nieve'

El etólogo, famoso por sus trabajos en Guinea Ecuatorial, muere en Barcelona a los 87 años

El etólogo Jordi Sabater Pi, uno de los científicos catalanes más reconocidos internacionalmente y descubridor del gorila Copito de Nieve, falleció ayer en Barcelona a los 87 años, según ha informado hoy la Universidad de Barcelona, donde era catedrático emérito. Era el año 1966 cuando unos indígenas llevaron al Centro de Ikunde, en Guinea Ecuatorial, un pequeño gorila albino en mal estado de salud. Jordi Sabater Pi lo acogió para facilitar su recuperación y, una vez estuvo en buenas condiciones, lo envió al Parque Zoológico de Barcelona. Este descubrimiento inédito le dio una gran popularidad pero, personalmente, Sabater i Pi siempre afirmó que este hecho fue una anécdota en su tarea de investigación.

Nacido en Barcelona, el 2 de agosto de 1922, Jordi Sabater i Pi se inició en la etología y la antropología por la vía autodidacta durante su estancia en Guinea Ecuatorial entre los años 1940 y 1969. Allí empezó sus investigaciones de campo, que lo llevaron a ser considerado una de las primeras autoridades mundiales en el estudio de los primates en estado natural, de los anfibios y de algunas aves africanas.

Su viaje a este país africano fue crucial para el desarrollo de su trayectoria profesional, ya que le permitió estudiar el comportamiento y costumbres de los indígenas y las características de diversas especies de animales autóctonos, poco conocidos en la época. Para Sabater, su aportación más destacada en el ámbito científico fue el descubrimiento de las áreas culturales de los chimpancés, gracias al hallazgo de unos bastones de unos 40 centímetros, algunos con escobillas en las puntas, que estos animales fabrican y utilizan para comer termitas e ingerir un tipo de arena que tiene propiedades medicinales.

Reconocimiento internacional

En el año 1958 Sabater i Pi fue contratado por el Parque Zoológico de Barcelona como conservador del nuevo Centro de Adaptación y Investigación de Ikunde, situado en Bata (Guinea Ecuatorial), un hecho que le permitió dedicarse exclusivamente a su actividad científica. Su trabajo de investigación, que plasmó en una amplia colección de libretas de campo, dibujos y diversos artículos científicos publicados en revistas internacionales, despertó el interés de la Universidad Tulane de Nueva Orleans, que de 1966 a 1968 lo contrató como investigador, becado por la National Geographic Society, el National Institute of Health y el New York Zoological Institute.

En el año 1969, coincidiendo con la declaración de independencia de Guinea Ecuatorial, salió del país y se instaló en Barcelona, donde trabajó como conservador del departamento de primates y del terrario del zoo de la ciudad. En 1972 recibió otra beca de la National Geographic Society para continuar sus estudios sobre primates en Ruanda, donde estudió los gorilas de montaña con la conocida zoóloga Dian Fossey. En 1976, se incorporó como profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Barcelona, donde introdujo por primera vez en una universidad española la asignatura de etología, y en 1987 obtuvo la plaza de catedrático del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica.

Durante sus últimos años continuó en activo impartiendo conferencias, participando en debates, escribiendo libros y publicando artículos sobre sus observaciones y el comportamiento animal. Sabater i Pi era también profesor honoris causa por la Universidad Autónoma de Barcelona y por la Universidad Autónoma de Madrid, y ha sido galardonado, entre otros, con el Premio de la Fundación Catalana para la Investigación (1991), la Medalla de Oro al Mérito Científico del Ayuntamiento de Barcelona (1996) y la Medalla Narcís Monturiol al mérito científico y tecnológico, de la Generalitat de Cataluña (2004).