Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiesta del conocimiento

Los primeros Premios Fronteras de la Fundación BBVA, con una dotación de 3,2 millones, apuestan por los conocimientos característicos del siglo XXI

Alrededor de temas cruciales como el cambio climático, la lucha contra el cáncer, los ordenadores cuánticos y la cooperación internacional giró ayer la entrega de los nuevos premios Fronteras del Conocimiento, de la Fundación BBVA. El neorrenacentista Palacio del Marqués de Salamanca fue el escenario de la ceremonia, presidida por la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y el presidente del BBVA, Francisco González, ante unos 300 invitados del mundo científico, diplomático, empresarial, político y cultural.

Recibieron personalmente los galardones, cada uno de los cuales está dotado con 400.000 euros y una obra de la escultora Blanca Muñoz, todos los premiados: Wallace Broecker (Cambio Climático), Ignacio Cirac y Peter Zoller (Ciencias Básicas), Joan Massagué (Biomedicina), Thomas E. Lovejoy y William F. Laurance (Ecología y Biología de la Conservación), Jacob Ziv (Tecnologías de la Información y la Comunicación), Jean Tirole (Economía, Finanzas y Gestión de Empresas), Steven Holl (Artes) y Esther Duflo, en representación del Laboratorio de Acción contra la Pobreza Abdul Latif Jameel (Cooperación al Desarrollo).

A pesar de ser ésta su primera edición, los galardones por sus métodos de selección y por su elevada dotación, de 3,2 millones de euros en total, empiezan a ser reconocidos internacionalmente. En esta edición, en la que ha colaborado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la preselección de candidaturas y designación de los jurados internacionales, se presentaron instituciones e investigadores de más de 30 países y ya se ha convocado la segunda edición.

"Estos premios quieren estimular la excelencia en los campos de conocimiento más característicos de la sociedad global del siglo XXI", dijo González. Entre las ocho categorías convocadas figuran cuatro: Cambio Climático, Cooperación al Desarrollo, Tecnologías de la Información y la Comunicación, y Ecología y Biología de la Conservación, en las que no existían hasta ahora premios internacionales de relevancia. "Un ejemplo de mecenazgo en la promoción de la actividad científica y artística de excelencia y en apoyo de su divulgación social" es para Garmendia la labor de la Fundación BBVA.

En sus discursos de agradecimiento, los premiados comunicaron algunas de sus fascinaciones personales por el conocimiento, que consideran el gran tesoro de la humanidad. También recordaron los desafíos actuales, entre ellos conseguir transmitir a los jóvenes la emoción de descubrir. "Las carreras científicas son necesarias para hacer frente a los actuales desafíos, tecnológicos, económicos y políticos", dijo Tirole.