Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba las cuatro semanas de permiso de paternidad

La prestación, que actualmente rechaza el 20% de los hombres, entrará en vigor en 2011

Los padres tendrán a partir de 2011 cuatro semanas de permiso de paternidad después de tener un hijo, en lugar de las dos actuales. Esta medida ha sido aprobada esta mañana por la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, con competencia legislativa plena. Con ella se pretende lograr una mayor conciliación de la vida personal y profesional y una mayor corresponsabilidad entre hombres y mujeres a la hora de criar a los hijos.

La Ley de Igualdad, aprobada en marzo de 2007, fue la que introdujo en España el actual permiso de paternidad de 15 días exclusivo para el padre, que puede coger durante las 16 semanas de la baja de la madre o inmediatamente después. Dos días corren de cuenta del empresario y 13 los paga la Seguridad Social. La norma preveía la gradual ampliación hasta las cuatro semanas a lo largo de seis años, plazo que se ha acortado con la decisión de hoy.

La baja por paternidad fue ampliada en los últimos Presupuestos Generales del Estado, pero sólo para algunos supuestos. Desde el pasado 1 de enero los padres tienen derecho a un permiso de 20 días por los nacimientos, adopciones o acogimientos que se produzcan en una familia numerosa o en las que haya una persona con discapacidad.

En los tres primeros meses del año, el Instituto Nacional de la Seguridad Social gestionó 87.804 prestaciones por maternidad y 69.347 de paternidad, casi un 2,3% más que el trimestre anterior. Pero, aunque el número de padres que toman su permiso vaya en aumento, las cifras demuestran que alrededor del 20% decide renunciar a él.

La maternidad y paternidad de sus señorías

Esta tarde, la secretaria general de políticas de igualdad del Ministerio de Igualdad, Isabel Martínez, presentará un informe sobre los permisos de paternidad y maternidad de los cargos electos que estudia las distintas formas para compaginar estos derechos con el ejercicio de sus funciones de representación de los ciudadanos. Las dos principales opciones que se barajan son el voto telemático o la sustitución de la persona durante el tiempo que duren los permisos. El objetivo es que la institución de que se trate (Congreso, Senado, Asambleas regionales...) pueda seguir funcionando con el mismo equilibrio en los votos que el decidido en las urnas, sin largas ausencias.

Las Cortes Generales cuentan en estos momentos con alrededor de un 37% de diputadas y un 28% de senadoras. En las Asambleas Autonómicas la media de representación de las mujeres es de un 41% y en los Ayuntamientos hay algo más del 39% de concejalas.